Cecilia muestra la elaboración de su pesebre el cual es admirado y visitado por muchas personas. FOTO M.S. LA GACETA

La elaboración del Belén se ha convertido en una tradición para la familia Zapata Álvarez, que representa la devoción que tienen al Divino Niño y quienes iniciaron esta actividad hace 35 años, actualmente dispone de 1200 piezas, está abierto para todo público de lunes a viernes.

En la calle Calixto Pino 11-07 y Josefa Calisto, sector San Sebastián, la familia Zapata Álvarez elaboró uno de los pesebres más grandes, contienen 1200 piezas y está compuesto en un ambiente especial en donde relata los hechos que representa el nacimiento del niño Jesús, reflejando así el amor, devoción y fe que tiene por Jesús.

La sala de su vivienda es retirada para montar el belén. Los materiales como madera, papel césped, piedras, árboles, cascadas, animales, luces navideñas, pastores, etc., fueron colocados el 1 y concluido el 30 de octubre, Cecilia Álvarez junto a su hijo Paúl Andrés son los encargados del diseño y adecuación.

Desde el 1 de noviembre 2018 hasta el 15 de enero 2019 está abierto al público de 08:00 a 23:00, Álvarez, dice que el objetivo es que la gente observe y también sea inspiración para que lo realice en sus hogares.

Lo que empezó con un pesebre muy pequeño y de plástico hace 35 años y su niño Jesús limosnado en la iglesia de La Merced, hoy se ha convertido en una de las colecciones más grandes. La familia cada vez va adquiriendo más figuras, incluso son traídas de otros países, y para este año fue adecuado en otra forma para que los expectantes puedan observarlo en su totalidad, nunca lo hacen igual siempre tratan de que tenga su originalidad mostrando los procesos que se dio hasta el nacimiento del niño Jesús.

Sin embargo, será el último en el que implementan piezas porque el espacio físico ya no les da para más. Ella, cuenta que le llena de satisfacción cuando las personas le visitan y le felicitan, por lo tanto, esta tradición continuará porque será una herencia que le dejará a su hijo.

Este año han tomado la iniciativa de ir de casa en casa haciendo la novena con la intención de que todos participen.

Mensaje

Es necesario que los jóvenes quieran y valoren a sus padres a la vez que los esposos sean buenos y que esta Navidad se la viva en familia; pero enfocados en la solidaridad con la gente más necesitada, en los ancianos, hay que visitarlos y que el próximo año sea lleno de paz, felicidad y amor. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here