Colorido y tradición se vivieron en la Mama Negra. FOTO G.T. LA GACETA

Un total de 37 comparsas y bandas, deleitaron con colorido y tradición a los latacungueños y visitantes, quienes se dieron cita a las principales calles de la ciudad, para observar el paso de la Mama Negra. Durante la eucaristía concelebrada entre el padre Holger Hidalgo párroco de El Salto y el padre Washington Salvador párroco de La Merced, se hizo el llamado al fortalecimiento de la familia, como pilar fundamental de la sociedad.

En medio del intenso sol, cientos de feligreses se dieron cita hasta la plaza de El Salto, donde se celebró la misa de fiesta organizada por las vivanderas de este lugar, quienes agradecieron a la Virgen de La Merced por los favores recibidos durante el año.

La eucaristía fue concelebrada entre el padre Holger Hidalgo, párroco de El Salto y el padre Washington Salvador, párroco de La Merced. En la homilía, el padre Hidalgo manifestó que la familia es el eje principal para la felicidad del hombre y que la destrucción inicia con la traición de las personas con uno mismo, de ahí continua con la traición al prójimo.

Dijo que la iglesia es la madre que no tiene rostro, pero que está siempre presta para acoger a sus hijos, incluso a aquellos que son considerados como hijos pródigos, por lo que siempre está servida la mesa y esperando que vuelvan por el camino del bien. Dijo: “siempre con mamá, con la Iglesia y con Dios hasta el final de los días”, con lo que finalizó el sermón.

En la presentación de ofrendas, los devotos de la Virgen entregaron canastas de frutas, legumbres, víveres, vino, el pan y flores, además de una corona a la Virgen y al Niño Jesús.

La procesión con la imagen estuvo encabezada por la Mama Negra, Ángel de la Estrella, Rey Moro y la Capitanía. Durante el recorrido por la calle Félix Valencia, se llenó de rosas, ya que las personas arrojaban flores hacia la imagen desde los balcones y terrazas.

Este año, los honores se efectuaron sólo en la iglesia de La Merced, donde fue ubicada la imagen después de la misa. Hasta El Calvario llegaron las comparsas y las bandas y en este lugar no se realizaron los honores.

Edwin Trávez, presidente de la Asociación de Vivanderas de la plaza El Salto, manifestó que hasta la tarde de ayer, no se registraron inconvenientes durante el recorrido de las 37 comparsas y bandas, las que deleitaban con alegría y colorido a quienes les observaron desde las aceras.

Daniel Montalvo, quien representó al capitán de la Mama Negra, manifestó que el personaje es quien pone el orden dentro de la comparsa, lo que lo lleva con responsabilidad y precautelando mantener las tradiciones de la festividad.

Fernando Placencia representa a la Mama Negra desde hace siete años y dijo que cuando le toque entregar el personaje, lo hará a uno de sus familiares, ya que es una tradición que pasa de generación en generación y en agradecimiento a los favores recibidos de la Virgen de La Merced. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × tres =