El día de hoy deben retornar a su propia tierra; pero sin vida los periodistas de El Comercio que se adentraron en terreno de los narcos, sin pensar en que corrían riesgo sus vidas.
Varios días debieron pasar hasta que los mismos narcos señalaron el sitio donde fueron enterrados.
Efectivamente se llegó a ese lugar y sus cadáveres fueron rescatados y se cumplió la serie de procedimiento que efectuaron las autoridades colombianas antes de entregar esos restos para que retornen al país.
Este es el final de una trágica jornada en la que los ecuatorianos han estado pendientes; pero el caso no ha terminado y tanto en este país como en Colombia se quiere dar con los autores del crimen.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + siete =