Miguel Sansur, representante de los Floricultores del Sur.

Además de las pérdidas económicas, los floricultores están perdiendo clientes, porque ante el incumplimiento en la entrega los compradores están adquiriendo la flor en otros países como Colombia, por ello el pedido a los manifestantes es que permitan transportar la flor a Quito y que dejen trabajar a los empleados.

Miguel Sansur, representante de los Floricultores del Sur, señaló que las pérdidas durante los primeros seis días de paralización están cuantificadas entre los 18 y 20 millones de dólares, a consecuencia de la paralización, el 70% corresponde a mano de obra, el resto suma, insumos, materia prima, transporte.

Apuntó que a nivel del país, 100 mil personas viven de la floricultura, en este marco lo que está pasando con la paralización es inaudito, por ello el llamado a los líderes de las manifestaciones es que permitan que su propia gente llegue a las empresas a trabajar y a producir y no dejar que la floricultura caiga y por ende las principales fuentes de empleo en el país.

Indicó el empresario que ante la no entrega del producto el cliente, está realizando la compra de la flor en Colombia, no es correcto dejar en bandeja de plata que otros países compren lo que el país puede vender.

En la provincia existe sobre las 1800 y 2000 hectáreas de flores, apuntó que actualmente la producción está paralizada; informó que hasta el martes, 37 florícolas fueron invadidas, y que detrás de aquello está gente infiltrada que está llevando a la caotización a las empresas, producto de ello los daños han sido incalculables, hay graves daños en plásticos, destrucción de reservorios, entre otros.

El pedido de Sansur es que se abra un puente terrestre para sacar el producto al aeropuerto y de allí a los principales países del mundo, dijo que la flor genera divisas al país, el pedido del sector a los manifestantes es que permitan que la gente llegue a trabajar en las diferentes plantaciones, que no causen daño, respeten la propiedad privada y que el producto llegue a Quito.

Sansur, dijo que son seis días que no se ha podido cumplir con las órdenes fijas, y los compradores están comprando la flor en Colombia, Europa y Kenia, destacó que el problema hará que a fin de mes difícilmente podrán cumplir con los salarios y demás obligaciones como pagos a bancos, proveedores, apuntó que la época alta de venta de la flor es ahora, para la época de Finados los mercados se proveen con el producto, por lo tanto, estamos perdiendo una época alta de venta.

Nos sentimos impotentes ante la imposibilidad de siquiera entrar a trabajar, y no poder plasmar con un derecho constitucional que es el de trabajar, velar por los trabajadores y cumplir con las obligaciones que con gusto lo hacemos con el estado y el país para generar divisas. (I)