Luego del paso de la pandemia y el retorno de a poco a las actividades  económicas, nos encontramos con que ya se advierte la vigencia  de nuevas formas de relación laboral, por ello es necesario establecer cuáles son las fuentes del Derecho Ecuatoriano del Trabajo, es decir, cuál es el origen o desde dónde arrancan las normas aplicables a las relaciones laborales en el Ecuador y su costo social para conseguirlas.

  1. La Ley es la principal fuente del Derecho del Trabajo. En situaciones democráticas constitucionales normales de la República encontramos a la Ley en  un lugar prioritario; y, al Decreto-Ley en las múltiples etapas en las que el Ecuador debió soportar regímenes dictatoriales. En materia laboral encontramos en 1916 una Ley sobre Jornada Máxima, Descansos y Desahucio Obligatorio; y, en  1921, otra que trata sobre accidentes de trabajo, ambas de producción constitucional; luego, tendremos muchas leyes dictadas fuera del régimen constitucional (Ley sobre Contrato Individual de Trabajo, Ley de Desahucio de Trabajo; Ley de Protección de Salarios y Sueldos; Ley sobre el Trabajo de Mujeres y de Menores y de Protección a la Maternidad; Ley de Prevención de Accidentes del Trabajo; Ley de Procedimientos para las Acciones Provenientes del Trabajo; Ley de Jubilación de Empleados y Obreros que hayan trabajado en empresas particulares, nacionales y  extranjeras), hasta llegar a  la expedición del Código del Trabajo, es decir, es el conjunto de normas antes citadas las que constituyen la fuente primigenia-matriz del Derecho del Trabajo en el Ecuador.
  • El Código del Trabajo que se expidió en noviembre de 1938, durante la Dictadura del general Alberto Enríquez Gallo (latacungueño-militar-progresista). En este cuerpo legal se recopilaron las leyes antes anotadas, se incorporaron  a su estructura algunas disposiciones de otros códigos como la Ley Federal de Trabajo de México, Código del Trabajo de  Chile, legislación laboral de Argentina, Colombia, Perú y de España, obviamente con mayor influencia de la legislación laboral mexicana, su Art. 123 de la Constitución de 1917 que establecía una legislación laboral muy avanzada para esa época.
  • Actos Reglamentarios de la Función Ejecutiva y de instituciones como el IESS, ejercen influencia en el desarrollo del Derecho del Trabajo Ecuatoriano. Sin embargo hay que establecer que en la actualidad se han generalizado los procedimientos mediante la vigencia de un Código Orgánico de Procesos, incluidos los especializados en materia laboral que son propios y diferentes de las otras actividades.
  • La Constitución de la República de octubre de 2008 que trató de acoplarse a la normatividad ya existente en el Código de 1938, acoplamiento que fue distanciado por la emisión de mandatos contradictorios en muchos casos con los derechos de los trabajadores.
  • La Jurisprudencia, los conflictos individuales y los colectivos de trabajo que son juzgados por los jueces de las Cortes  y en la Corte Constitucional, respectivamente, según sea el caso, mientras que  en los conflictos colectivos los fallos arbitrales pueden constituirse en una fuente del Derecho del Trabajo, de hecho, pienso que lo son.

Es importante anotar que en materia laboral en el Ecuador los jueces  y magistrados aplicarán el marco jurídico-legal-constitucional -en caso de duda- en el sentido más favorable al trabajador… este principio se lo conoce como “IN DUBIO PRO OPERARIO”. continuará.(O)