Corrían los años 39 del otro siglo. No faltaban los aviones en el cielo, ni las retretas que ofrecían los domingos las bandas de música de los regimientos acantonados en la ciudad.
Entonces los deportistas del Vicente León cosechaban todos los premios y si salían de gira regresaban con todas las medallas.
No había estadios ni nada que se pareciera a la Federación Deportiva.
Los años han pasado y hemos quedado muy atrás. No tenemos nada, cuando la ciudad ha crecido por todos los costados hoy deberíamos tener otro puesto, no el de una ciudad que a toda costa tratan de desaparecerla y gente muy extraña quiere que sea lo mismo.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × dos =