Comerciantes que fueron visitados en sus puestos por funcionarios de la fundación. FOTO N.CH. LA GACETA

Con la finalidad de concienciar a la ciudadanía respecto al trabajo infantil, la fundación Construyamos un Sueño,  el fin de semana realizó varias actividades en las principales plazas y mercados del cantón Saquisilí.

Considerando que el trabajo infantil es una problemática que atañe a toda la sociedad, pues un niño que trabaja pierde más de lo que gana, descuida las actividades educativas, se expone a los peligros de la calle, se convierten en presa fácil de la delincuencia, aprenden a ganar dinero fácil y a tener mucha libertad lo que a la larga se convierte en un problema para los padres de familia.

A decir de los comerciantes que en su mayoría son los padres de familia de los niños, niñas y adolescentes que se encuentran involucrados en el comercio informal, los menores de edad no trabajan sino ayudan en las actividades comerciales; sin embargo con las actividades de sensibilización los padres de familia los padres de familia apoyan a sus hijos para que no abandonen las actividades educativas.

La venta de legumbres, frutas y dulces son las principales actividades a los que los niños se dedican luego de la escuela, algunos comerciantes argumentan que los llevan a las plazas para evitar dejarlos solos en sus hogares.

La fundación Construyamos un Sueño habría dialogado con los padres y madres en las plazas y mercados de Saquisilí para crear conciencia sobre los riesgos a los que se exponen los niños, niñas y adolescentes al salir a realizar actividades que no les corresponden de acuerdo a sus edades. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 2 =