Durante la intervención.

La mañana del martes 20 de julio, funcionarios del GAD de Salcedo acudieron hasta el lado sur del Yambo; se presentaron inconvenientes con el desfogue de agua de la laguna y de forma conjunta con los afectados se buscaron soluciones.

Holguer Mayorga, director de Gestión Ambiental, explicó que se procederá a realizar una excavación para localizar la tubería que permitía la salida del agua debido a que se habría tapado, “lamentablemente este punto fue intervenido sin ningún tipo de permiso, acá ha ingresado la maquinaria para aplanar y seguramente en ese proceso se aplastó el tubo”, expuso.

El agua que salía de Yambo era captada por moradores del barrio Tigualó, quienes la empleaban para el riego de sus terrenos, el sobrante llegaba hasta el río Cutuchi; esto permitía que el caudal del agua de la laguna no suba, pero al haberse obstruido el desfogue se presentan inconvenientes en la zona y terrenos vecinos.

“Con los técnicos de Agua Potable y Obras Públicas vamos a despejar el desfogue, penosamente se ha construido pese a que se dio a conocer sobre la prohibición”. Además, expuso que se aspira contar con la Ordenanza que regula las actividades en Yambo en vigencia, para así proceder con las sanciones contra quienes atentan contra el ecosistema.

Mientras que Byron Jiménez, comisario municipal de construcción, señaló que al propietario del complejo turístico “El Valle Perdido” ha sido notificado por tres ocasiones, pues las construcciones realizadas en este sitio, que se ha promocionado como un sitio turístico, no están permitidas y no disponen de ningún tipo de permiso. “Al señor Nelson Tenelema se le ha dejado dos notificaciones, vamos a proceder con el derrocamiento de lo construido”, dijo.

Problema

Miguel Caiza, presidente de los regantes de Tigualó, expresó su preocupación debido a que al momento se encuentran sin agua para sus cultivos, “agradezco el apoyo de las autoridades que han venido para dar una solución, antes no hemos tenido este inconveniente y esperamos que logremos solucionar”, comentó.

Del mismo modo, Diego Morillo, técnico ambiental de la granja Casa Grande que está ubicada en uno de los terrenos colindantes, señaló su malestar pues al haberse tapado el desfogue de la laguna el agua está llegando hasta los terrenos de la avícola. “Tenemos afectaciones en la granja porque acá se está enviando el agua, tuvimos que construir un muro y este ya cedió, no nos oponemos al desarrollo turístico, pero pedimos que se haga de forma responsable”, argumentó.

Sobre el tema se intentó dialogar con el propietario del complejo turístico “El Valle Perdido”, sin embargo, se negó a dar declaraciones al respecto.