Hasta hace unos años  el mundo se había convertido en el escenario donde se discutía sobre la vigencia de una revolución mundial a la que se le había dado el nombre de GLOBALIZACIÓN. Hoy ese hecho histórico es real y se desarrolla en el mapa mundial sin contemplaciones.  La globalización no es un hecho solamente económico, sino que tiene que ver directamente con lo social, con lo político y hasta lo cultural. Tiene relación directa con la concepción de la economía mundial en un marco de mercados de capital y de los Estados liberales en el mundo. Esta globalización que sobrepasa los controles sociales de la economía y que llega a condicionar al Poder Político de los Estados es ya una realidad que vive el mundo actual. La vigencia de la globalización se puede establecer inclusive en regímenes de Estados y Gobiernos de economías centralmente planificadas como es el caso de la China Continental, donde exactamente se descubre este virus de la familia de los Coronavirus, cuya denominación es COVID 19. Estas políticas globales han hecho señalar a varios estudiosos del tema que existe un auge y expansión universal del capitalismo en el mundo y se empoderan en muchas formas de expresión constitucional en cada Estado, al final quien no se inserta en esta corriente mundial sufre las consecuencias económicas y políticas del sistema mundial.

El futuro de la globalización estará en manos de los Estados que logren consensos firmes de respeto mutuo y que miren al proceso globalizador en igualdad de condiciones, fundamentalmente deseamos que el proceso globalizador esté dotado de una fuerte dimensión social, basado en valores universales compartidos, el respeto a los derechos humanos y la dignidad de la persona. En todo caso, una globalización que integre a los Estados, que respete la democracia interna y externa, que ofrezca oportunidades de crecimiento y beneficios tangibles a todos los países y a sus ciudadanos, una globalización que pueda satisfacer las demandas relacionadas con los derechos individuales y colectivos. La igualdad de género. Mercados productivos y equitativos con reglas justas y solidaridad manifiesta. Organismos internacionales, gobiernos, parlamentos, sindicatos de trabajadores y de empleadores, sociedad civil en general más comprometidos con las sociedades de menor desarrollo, con los países pobres y aquellos que están por debajo de la pobreza.

El coronavirus es parte de este mundo globalizado ha irrumpido en los territorios de los países del mundo -sin permiso alguno- y está afectando a la población de los países de primero, segundo y tercer mundo. La diferencia radica en la capacidad de respuesta de quienes tienen mayor desarrollo económico y tecnológico, frente a aquellos que están a la espera de lo que puedan hacer con sus escuálidas economías nacionales, su sistema e infraestructura de salud y -por sobre todo- de la ayuda internacional. Este es el momento en que los organismos internacionales multilaterales de la economía mundial deben entregar a los países más necesitados una pequeña parte de sus millonarias ganancias. Esta es la hora en que en cada país la banca privada y la gran empresa, debe participar decididamente entregando una pequeña parte de sus ganancias en beneficio de todos.

El Ecuador es el Segundo país en América Latina en número de contagios después de Brasil. El riesgo que corremos es mayor si no cumplimos a cabalidad con disposiciones emanadas de las autoridades estatales, la fundamental “no salgas de casa”. Pero para un mundo globalizado esta pandemia tiene elementos que lo complican aun más, en lo económico el riesgo país del Ecuador ha crecido vertiginosamente al ritmo de la pandemia, pasa de los 2000 puntos. Este índice es el indicador en el cual se basan los organismos internacionales de financiamiento para prestar dinero y fijar los intereses y plazos. Los inversionistas se fijan en el riesgo país para realizar sus inversiones o desistir de las mismas.

El gobierno del Presidente Moreno debe gobernar hasta el último día de su mandato, por tanto, debe hacer lo correcto en políticas, económica, social, sanitaria. Lo que menos debe hacer en estos momentos es lo que muchos asesores le dirán… -lo políticamente conveniente-. dada la cercanía de los comicios presidenciales y parlamentarios…salgamos de esta pandemia COVID 19 lo más pronto posible…porque de la globalización es casi imposible. Esperemos que algo haya cambiado en positivo cuando todo pase.(O)