Manifestantes colocaron papeles con la palabra “clausurado” en la puerta de la Gobernación de Cotopaxi, recalcando que es un acto simbólico por la supuesta falta de respuesta del representante del ejecutivo en la provincia.

Miles de manifestantes se ubicaron a las afueras de la Gobernación de Cotopaxi en el doceavo día del paro nacional, exigieron la presencia de Oswaldo Coronel, gobernador de la provincia, incluso dieron 20 minutos para que se presente una respuesta, caso contrario se tomarían estas instalaciones.

Luego de pasar el tiempo indicado, representantes de las comunidades manifestaron que no destruirán las instalaciones de la Gobernación, pero exigieron a la Policía Nacional, que se veían superados ampliamente en número, se retiren de la puerta.

Efectivos policiales, únicamente solicitaron a los manifestantes, no causar desmanes en estos espacios; acogiéndose al pedido, los manifestantes colocaron los papeles con la palabra “Clausurado” en la puerta, recalcando que esto se realiza por la supuesta falta de respuesta de las autoridades de la provincia.

Así también, en medio de estos hechos, representantes del sector indígena de varias comunidades de la provincia nombraron simbólicamente a Abraham Salazar, ex dirigente del MICC, como gobernador; señalan que este sería un pedido a las autoridades nacionales.

Debemos recordar que  un gobernador es nombrado por el presidente de la República, el cual será el representante del Ejecutivo en la provincia, y deberá ser el enlace con las distintas carteras de estado.

Este hecho, concluyó con la movilización, los participantes señalaron que el paro nacional continúa hasta que Guillermo Lasso presidente del Ecuador responda a sus peticiones.

Gobernador de Cotopaxi ante los hechos
En horas de la tarde el Gobernador de Cotopaxi, Oswaldo Coronel, a través de una rueda de prensa calificó de show mediático el nombrar un gobernador popular, así también, denuncia que el fin de semana ciudadanos habrían intentado ingresar a su domicilio amedrentando a su familia; además señala que supuestamente existen amenazas de secuestro por lo que velará por su seguridad y la de su familia.
Aplaude que no se presentaron actos vandálicos en estas manifestaciones y repite que están abiertos al diálogo, siendo el camino para solucionar los inconvenientes que se presentan, espera que el sector indígena no dé más largas a dicho diálogo.