Jorge Miño, gobernador de Cotopaxi.

Todos los sectores productivos fueron afectados, según la autoridad las pérdidas son millonarias; sin embargo, con el retorno de la paz el país está trabajando para recuperar el enorme perjuicio registrado.

Jorge Miño, gobernador de Cotopaxi, manifestó que la provincia producto de la paralización indefinida generó una pérdida de alrededor de 250 millones de dólares, en las diferentes áreas, productivas, agrícolas, florícola, avícola, comercial, artesanal, comercio; cifra considerada alta, dijo que a nivel nacional, las pérdidas fluctúan sobre los 2000 millones de dólares.

Con el retorno de la paz al país, las diferentes actividades se están cumpliendo con normalidad, y trabajando para reponer el enorme perjuicio que se generó a nivel nacional por el paro; de igual forma están realizando las gestiones para identificar el monto por pérdidas materiales.

Asimismo, el representante del Ejecutivo en la provincia, comentó que técnicos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas de Cotopaxi, están trabajando en el levantamiento de la información en las principales vías estatales en la provincia y saber los daños ocasionados durante el paro de once días, indicó que existe afectación en la vía Latacunga-La Maná, Salcedo-Latacunga y en cuatro tramos de la E35, levantado la totalidad de la información por parte del MTOP determinará el monto económico requerido para el arreglo de los daños generados.

La mayor afectación es la carpeta asfáltica debido a la quema de las llantas que se dio durante los once días de protesta, y de no arreglarla pronto generará huecos que terminarán afectando la circulación vehicular, para  el arreglo de las vías el Ministerio de Transporte y Obras Públicas realizará la asignación de recursos para dichos trabajos en las vías estatales de Cotopaxi.

Ante el anuncio de los dirigentes de los trabajadores del FUT de un paro de actividades para el 30 del presente mes, el representante del Ejecutivo, hizo la invitación a los dirigentes de la provincia al diálogo, las puertas de la Gobernación están abiertas y si existen pedidos provinciales con base al diálogo podemos resolverlos y los pedidos nacionales emitirlos al Ejecutivo, indicó Miño. (I)