Jorge Miño, gobernador de Cotopaxi.

Resulta sospechoso como los PPL que se fugaron del centro carcelario evadieron los diferentes filtros de seguridad, por ello están trabajando en la investigación para saber qué mismo pasó con la evasión de los privados de libertad.

Frente a la fuga de tres privados de la libertad del centro carcelario de Cotopaxi, registrado el pasado fin de semana y que uno de ellos fue recapturado en la ciudad de Esmeraldas, preocupa el tema de seguridad; cómo evadieron los diferentes filtros, por ello es bastante sospechoso, por ello las autoridades responsables de la seguridad se han puesto a trabajar en las investigaciones y saber qué es lo que está pasando al interior de la cárcel, señaló el Gobernador.

Recordó la autoridad que dentro de la propia cárcel existen organismos de inteligencia y que a pesar de ello se den fugas nos preocupa dijo el Gobernador, aquello nos lleva a pensar que el modelo de gestión dentro del CRS-C no está funcionado, reiteró que las investigaciones determinarán si hubo o no participación de personas en la evasión de los PPL.

Miño, aseveró que las acciones a desarrollar dentro del centro carcelario será revisar el modelo de gestión de la cárcel, y evitar nuevos casos de fuga de PPL de la cárcel.

El Gobernador, respecto a la falta de agua dentro de la cárcel dijo que es un problema que se viene dando desde hace algún tiempo, inclusive se conoció de casos en los que se dejaba abierta las llaves de agua a propósito con la finalidad que el líquido vital se agote, frente a ello con los guías penitenciarios se deberá realizar un control; asimismo la autoridad aclaró que se heredó un Centro de Rehabilitación con problemas, como la falta de permisos de uso de suelo para la  construcción, sin el suficiente líquido vital, entre otros. (I)