Paúl Montaluisa, gobernador subrogante de Cotopaxi.

La capacidad operativa de los centros de salud en Pangua y La Maná es normal, pese al incremento de casos no han sobrepasado la capacidad de atención.

La autoridad pidió a la ciudadanía que respete los protocolos de bioseguridad, utilice mascarilla, el lavado constante de las manos o el uso de gel o alcohol y distanciamiento social con lo que se puede detener la propagación del virus que se encuentra en un repunte.

Paúl Montaluisa, gobernador subrogante de Cotopaxi, manifestó que visitó los centros de salud de Pangua y La Maná para verificar la atención a los pacientes por Covid-19 donde entre los datos que recabó se encuentran la capacidad que tienen para el tema de hospitalización, la capacidad técnica y humana que tienen  los médicos de cada distrito, además si están abastecidos en medicinas.

Después del recorrido tienen como resultado que las casas de salud aún tienen una capacidad resolutiva para atender los casos positivos de la corona virus, por lo que descartó que estén llegando a su nivel máximo, pese al crecimiento de casos que se han registrado las últimas semanas como resultado de las festividades de Navidad y fin de año.

Dijo que han notado que los ciudadanos sobre todos los jóvenes son los que han relajado las medidas de bioseguridad, por ejemplo el fin de semana en la provincia detectaron fiestas clandestinas con asistentes de 50, 100 y hasta 200 personas donde no se respetaban los protocolos de bioseguridad, ni distanciamiento social, algunos no ocupaban mascarillas.

Pidió a la ciudadanía respetar y acatar las medidas que emiten los Comités de Operaciones de Emergencia (COE) tanto cantonales, provinciales y nacionales porque solo así se podrá detener la propagación del contagio. (I)