Al momento 462 ecuatorianos han arribado al Ecuador en vuelos humanitarios desde Ucrania por la guerra con Rusia. Debemos comprender que la tarea no fue fácil y sin embargo están aquí sanos y salvos.
Se reconoce la labor de la Cancillería que ha planificado el traslado, los vuelos y ha estado pendiente paso a paso desde la salida de los compatriotas poder cruzar la frontera a Polonia y tener la bendición de embarcarse en un buen retorno.
Pero siempre hay personas mal agradecidas, que se quejaban por todo, como no poder traer mascotas que no son permitidas en el Ecuador, otras porque esperaban que les recojan de casa en casa. No toman en cuanta que Ecuador no tiene representación diplomática en Ucrania y que además en estado de guerra hay restricciones, prioridades y reglas que si no estamos dispuestos a cumplirlas es difícil manejarlas.
Siendo la comunidad ecuatoriana en Ucrania una de las más grandes, fue una gran labor la que hizo la Cancillería y todo su equipo para repatriar a los compatriotas y al llegar incluso inocularles la vacuna contra el Covid-19. Querían algo más además de llegar sanos y ser vacunados?
Sepamos reconocer las buenas obras del Gobierno y seamos agradecidos pues en esta ocasión nuestros compatriotas llegaron con felicidad a sus hogares. (O)