La época de San Valentín es una de las más importantes del año para los exportadores de flores. En muchos de los casos las empresas florícolas hacen importante inversiones para enfrentar  estas fechas tan importante para este nicho del comercio internacional.

Pero el rebrote de COVID a nivel mundial, pone en riesgo el volumen de exportaciones de este 2022, pues la cancelación de vuelos está a la orden del día, no son raros los casos en los que se han dado contagios en tripulaciones enteras, lo que traería ingentes pérdidas para uno de los sectores que más plazas de empleo da en nuestra provincia.

Es evidente que el sector florícola requerirá de mucha creatividad para optimizar recursos y así mantener la mano de obra y la permanencia de las empresas en un mundo tan cambiante e inestable comercialmente hablando. (O)