Parque Nacional de Recreación El Boliche.

El Ministerio de Ambiente y Agua, dio a conocer que, las reservas ecológicas ya pueden recibir turistas con aforo limitado. Conozca todas las opciones en Cotopaxi.

Una de las reservas ecológicas más conocidas en Cotopaxi es la Ecológica Los Ilinizas, creada el 2 de Diciembre de 1.996, con una superficie de 134.235 hectáreas, de las cuales 8.000 has, que representan el 5,95%, están dentro del cantón Latacunga en las parroquias de Pastocalle, Tanicuchí y Toacaso.

La reserva está localizada entre los 800 y 5.265 msnm. en la zona baja con precipitaciones de entre 1.000 y 2.000 ml. Está ubicada entre las provincias de Pichincha y Cotopaxi y abarca, entre otras áreas, los páramos occidentales de los cerros Ilinizas y Corazón. Al pie de los volcanes Ilinizas se encuentra un Refugio de Vida Silvestre, que aún conserva importantes extensiones de asociaciones vegetales, donde todavía es posible encontrar fauna silvestre.

Conocido como uno de los destinos más visitados por los turistas extranjeros, el Parque Nacional Cotopaxi, fue creado el 11 de Agosto de 1.975, con una superficie de 32.255 has. Posee clima frío alto andino con temperaturas que varían entre los 0 y 15°C y precipitaciones anuales de 500 a 1.500 ml. Los ríos y vertientes que nacen dentro de la Reserva son la fuente para el abastecimiento de agua potable y riego para Machachi, Quito, Latacunga y la región oriental del país.

El Parque cubre los páramos de la parroquia Mulaló, protegiendo 9.752 hectáreas, que representan el 30,23% de la superficie de esta área protegida.

En la misma línea, pero con diferentes opciones está el Parque Nacional de Recreación El Boliche. Fue creada mediante acuerdo ministerial del 26 de julio de 1.979. Está ubicada en los límites de las provincias de Cotopaxi y Pichincha y tiene una superficie total de 392 hectáreas, de las cuales 276,8 están dentro del cantón Latacunga, en la parroquia de Mulaló.

El Boliche se caracteriza por su estratégica ubicación, cercana a varios centros poblados. Su factor escénico, la inmensa masa boscosa, su ambiente natural, la flora y fauna nativa, la geología e infraestructura existente, hacen de esta unidad de conservación un importante atractivo turístico.

“Todas son excelentes opciones, esperemos que el turismo se reactive”, comentó Daniel Tapia, operador turístico.