Finalizado el paro nacional, la vía E35 en el cantón Salcedo, recobró la circulación vehicular, maquinaria pesada procedió con la limpieza de los montículos de tierra, piedras, palos y llantas de las vías, los transportistas empezaron a circular y transportar los productos con el propósito de no seguir perdiendo.

Rolando Molina, jefe del Distrito de la Policía Nacional en el cantón Salcedo explicó que desde que iniciaron las movilizaciones, en el cantón sobre la E35, principal arteria de la sierra centro que une Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, tuvieron 3 cierres focalizados uno en los semáforos de Salache Barbapamba, semáforos de la Argentina y en el sector de Panzaleo, internamente tuvieron 2 vías cerradas una en el límite entre los cantones de Latacunga y Salcedo, y en el anillo vial.

Este tema de llegar a un entendimiento de parte y parte, “lo único que beneficio es dar tranquilidad a las dos partes, libre de ser fuerza pública y los manifestantes que llegaron a expresar su voluntad de acuerdo a los derechos que tiene, en Salcedo se controló hasta le máximo el tema que no exista agresiones física, no existan daños a la propiedad pública y privada, existió un número reducido de manifestantes que atentaron contra los vehículos, contra las llantas en un porcentaje mínimo, pero Policía Nacional siempre las retiró para evitar este tipo de inconvenientes, con la firma del cierre del paro, se procedió habilitar la circulación vehicular, tanto en la parte interna como externa del cantón, con maquinaria del GAD Salcedo para darle mayor rapidez a la vialidad, que en esos 18 días han teniendo cerrado en su totalidad”.

En los 3 cierres han coordinado para mantener un diálogo, “fue importante porque durante los días de movilización no existió ningún enfrentamiento con los manifestantes, éxito la colaboración de los responsables para controlar a la gente y la Policía Nacional mantuvo siempre la cordura, el respeto a los derechos humanos, pero lo que no estaremos de acuerdo que exista actos vandálicos o daños a la propiedad privada,  bienes públicos o agresiones a los ciudadanos”, el uniformado recalcó que toda la ciudadanía merece tranquilidad y circular normalmente en las vías.

Luis Quispe, transportista de la ciudad de Ambato, manifestó que los 18 días del paro ha pasado paralizado con su camión, apenas se abrió las vías transita llevando balanceado para caballos a la ciudad de Quito, indicó que ha tenido inconvenientes con los proveedores, ha perdido a sus clientes, “la pérdida asciende a los USD 70 mil dólares en estos días que no se trabajó”, ahora tiene que trabajar lo más que puede para recuperar en algo las pérdidas. De igual forma Edison Melo, indicó que el en tiempo de paro ingresó a la ciudad de Ambato llevando medicamentos desde el aeropuerto internacional, “son dos días que no pude regresar a casa”, cuando supo que ya terminó el paro cargo mercadería, en este caso huevos, para ser llevados a Quito y así aprovechar su regreso.