Marco Guanoluisa, morador. Foto: M.S./La Gaceta

Ciudadanos consideran necesario que en Latacunga exista un CDP para infractores de tránsito y personas que adeudan pago de pensiones alimenticias para no ser involucrados con presos de alta peligrosidad.

Byron Cárdenas, alcalde de Latacunga, en días anteriores informó que todavía no está definido el sitio donde se edificará el Centro de Detección Provisional (CDP).
Xavier Cajilema, consideró que la excárcel se debería adecuar para que las infracciones puedan ser dilucidadas en ese nivel y no tratar a las personas como delincuentes comunes. “No es delito deber pensiones o tener un accidente de tránsito improvisto”, comentó.
Al no contar con este tipo de espacios los padres de familia o infractores son llevados al Centro de Rehabilitación Social Cotopaxi (CRS) y son tratados como presos normales “en el sistema penitenciario usted ingresa y le tratan igual”, expresó.
Por ende, sugirió que debe ser un sistema distinto preventivo que no agreda los derechos humanos.
Anteriormente el sistema judicial podía estar regentado por la autoridad mayor que era la Gobernación y en las mismas instalaciones existía el CDP, por lo tanto Cajilema supuso que puede tener esa misma figura.
Similar criterio tuvo Marco Guanoluisa, “se escucha que en el CRS son tratados por igual y no debería ser así”, comentó que los conductores y padres de familia no deberían ser involucrados con los “delincuentes”.
Cada provincia tiene un Centro de Detención Provisional y solo este cantón no lo tiene a excepción del centro penitenciario, “todos van allá ya sea por una mínima cosa porque no hay otro sitio”, expresó.
Recordó que hace años cometió una infracción de tránsito, pero le detuvieron en el CDP que existía en la Gobernación “habían celdas solo para choferes y otras para otros casos”, agregó.
Asimismo, Héctor Tapia, estimó que debería existir un CDP para delitos menores y contravenciones “y no mezclar con la gente que está sentenciada porque puede convertirse en algo riesgoso”, aseveró.
Las autoridades deberán escoger el mejor lugar que no afecte a los barrios, dijo. En su caso cerca de 40 años vivió en San Agustín alrededor de la excárcel “vivíamos mejor vigilados porque la Policía se daba vuelta todos los días”.
Vladimir Proaño, destacó no podemos estar involucrados con detenidos de alta peligrosidad, por ello que él está de acuerdo con las autoridades para que se construya un espacio propio para este tipo de causas.
Giovanni Casa compartió criterios y destacó que Latacunga necesita un espacio físico donde se pueda tener distribuidas estas situaciones y no estar al lado de personas que han cometido actos ilícitos de alto nivel y por ende estarían en un peligro constante.(I)