Hace poco hacíamos una evaluación de Big Data para ciertas provincias en Ecuador, pero esta vez se retomara sobre el lugar que puede acongojar a muchos, hablamos de Cotopaxi y sus medidores de evaluación que lo ponen entre los más críticos para: Seguridad, Salud, Infraestructura, Desarrollo Social y Crecimiento Económico.

No hay que alarmarse, es normal, en algún momento mi gran estimado Ralph Murphine en su pequeña estancia por el Ecuador, señaló lo complicado que es el lugar de Cotopaxi para poder hacer política y ni se diga de obtener democracia. Democracia que si funcionara, créanme que los verdaderos políticos la vetarían a la brevedad, sin dudarlo más de una vez. Este gran personaje sufrió para poder hacer encuestas en este lugar, y esto se debe a una gran división que tiene la provincia, en todos los sentidos, desde una política monárquica, oligárquica y hasta una de resiliencia.

Entonces por qué hablar de democracia, quizá la respuesta este en la academia y las instituciones, en casa desde una equidad y en la misma sociedad de coparticipación. Hay que señalar que las primeras tienen mucho que ver, ya que las universidades en su mayoría no saben enseñar correctamente en las aulas como debe ser el poder de una democracia y sus fines ideológicos. Puede haber rectores y alumnos sin competencia en una libre elección supuestamente democrática. Por otro lado, las instituciones suelen ser segregadas y no cumplir sus propósitos, de nada servirá tener gobiernos Autónomos Descentralizados, si estos no saben por qué son descentralizados. La última instancia que es la ciudadanía, puede estar sumergida en una división desde casa y en un entorno como lo decía Ralph M. muy compleja para decir la verdad y no crear una comunicación bidireccional para los sectores entre gobierno y pueblo.

A toda incertidumbre quizá empezar a buscar nuevas estrategias, señalando en los primeros párrafos el por qué los indicadores de inseguridad y de crecimiento económico son muy bajos. Pero si se quiere mejorar, se necesita algo muy importante, transparencia, seguimiento y la participación de todos; para saber por quiénes se votan y que se quiere. Ya que después de tener a candidatos, ellos solos no podrán resolver las cosas y la ciudadanía tendrá que poner en práctica todas sus exigencias.

Hay que cerrar con algo que ciertas variables y encuestadoras no meten en sus estudios. Mientras que los locales o de la región perciben más cosas negativas, la mayoría de los extranjeros percibió algo muy curioso, Latacunga les parece segura y un lugar muy tranquilo. La pregunta es, ¿qué perspectiva nos gustaría tener con índices de realidad?(O)