El volcán está activo desde agosto del 2015.

Pese a los 7 simulacros que se realizaron desde que el volcán Cotopaxi se reactivó en el 2015, el desconocimiento sobre la reacción ante una eventual erupción sigue siendo profundo.

En agosto de este año se cumplirán 5 años desde la reactivación del volcán Cotopaxi; sin embargo, las personas que viven en sitios considerados de riesgos, ya no cuentan con mochilas de evacuación y olvidaron sus planes de contingencia.

“Lastimosamente no existe una corresponsabilidad por parte del ciudadano en prevenir riesgos asociados con el volcán; es decir, se han hecho 7 simulacros anteriormente pero no se ha tenido la participación de la gente, aun tomando en cuenta que es un volcán activo que en algún momento tendrá que hacer erupción”, comentó Byron Yachimba, técnico de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR).

Para el técnico parte fundamental de estar preparados es hacer conciencia sobre el peligro constante de tener un vecino de 5897 de altura que si bien es cierto que está con niveles bajos de actividad entró desde el 2015 en un proceso eruptivo.

Explicó que, aunque la actividad, disminuyó con el tiempo, hasta tener un estado de actividad volcánica baja que no representa una amenaza para la población (actualidad), sin embargo, ese estado de calma no significa que haya cesado la actividad eruptiva, “Este es un espacio de tiempo que nos permite prepararnos y planificar estrategias de respuesta para cuando el evento ocurra”.

Recordó que las instituciones públicas, privadas, GAD parroquiales, y las familias deben tener un plan de contingencia, conocer las rutas de evacuación, puntos de encuentro y zonas de seguridad.

El técnico dijo que para lo que resta del año se están preparando actividades de prevención que se darán a conocer con anticipación.

Adela Guzmán vive en el barrio El Carmen ubicado cerca del río Cutuchi uno de los principales afluentes del volcán Cotopaxi, dentro del mapa de la SGR esta zona es de peligro.  “La verdad es que al principio sí teníamos lista la mochila de evacuación, el plan de contingencia y todo; pero ahora nos hemos descuidado un poco, debo reconocer”, aseguró.

Por ello, Diego Molina, director de Gestión de Riesgos de la Prefectura, manifestó que es importante no descuidar el trabajo con los líderes comunitarios y con las autoridades locales. (I)