Helados de Salcedo innovan sus sabores

1
262
Los helados de queso son uno de los sabores nuevos preferidos. FOTO S.O. LA GACETA

Centenares de turistas llegan a Salcedo para disfrutar de los tradicionales helados que ahora cuentan con nuevos sabores.

La Comunidad de Hermanas  Franciscanas radicadas en Salcedo desde el siglo XX atravesaron una crisis económica por los años 50; pero la creatividad de sor Rosa María Durán originó un helado diferente, conformado por capas de sabores que pronto se hicieron populares en el cantón.

Tenía capas de mora, leche y tomate de árbol, y se conocía como el ‘helado de las monjitas’, su popularidad ayudó a las religiosas a superar la crisis. Como no podían salir del convento el comerciante José Medina, conocido cariñosamente como ‘José Trrutrra’ les ayudó a extender el radio de venta.

Colocaba los helados en una gran caja de madera que colgaba de sus espaldas como una mochila, “compre, saboree los helados con leche de las monjitas” gritaba por las calles, según recuerda Oswaldo Navas, historiador salcedense.

Con los años varias personas aprendieron la técnica e innovaron los sabores del helado, conociéndose actualmente más de 50. Los hay de higo, aguacate, máchica (harina de cebada), café, capulí.

Pero los sabores más curiosos e innovadores son los que elabora Norma Chachapoya, que los hace de queso, cerveza hasta de colada morada.

Luis Ángulo, es propietario de un local de venta de helados, en donde promociona estos sabores, “gustan mucho especialmente los de queso y cerveza, pues salen de lo común y tienen un exquisito sabor”, aseguró.

Antonio Aguirre, latacungueño probó el helado de cerveza hace un par de meses, “cuando me contaron del helado de cerveza pensé que era ‘joda’ (broma), pero es de verdad y me encanta, tiene un dulcecito como el ponche”, comentó.

El helado industrializado cuesta USD 0,75 y el artesanal entre USD 0,50 y 0, 65. (I)

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + doce =