El club suma 12 mil socios; El club fue suspendido por la FEF, por deudas por más de 243 mil dólares, con seis acreedores.

Washington Andrade, líder de Gente Roja, grupo identificado con El Nacional, afirmó el 21 de enero de 2022 que el directorio del ente criollo, presidido por Lucía Vallecilla, no emitió la convocatoria a la asamblea ordinaria de 2022, por lo que su agrupación pedirá la semana entrante el llamado a asamblea extraordinaria de socios.


Según comunicó el directorio al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (Comaco), se pretendía realizar la asamblea ordinaria de manera presencial, el 28 de enero, para lo cual, de acuerdo a lo que ordena el estatuto del club, se debía notificar a los socios con ocho días de antelación; esto no se cumplió.


Una de las razones para no convocar sería la emergencia sanitaria que atraviesa Quito debido al repunte de contagios de covid-19, por lo que el COE Metropolitano agudizó las restricciones en torno a reuniones masivas o grupales; estas medidas fenecerán el 25 de enero.


El 20 de enero, Bendito Fútbol consultó si el directorio del rojo presentó el trámite de autorización para la asamblea presencial, hasta ese día el COE Metropolitano no registraba ninguna solicitud al respecto.


Por este motivo, Andrade explicó que el único camino que queda es impulsar la convocatoria a asamblea extraordinaria con las firmas requeridas en el estatuto, es decir, el 2% de la masa societaria.


Estas adhesiones las gestionó hasta las primeras semanas de enero, juntó más de 300 firmas porque, según estima, la institución suma alrededor de 12 mil socios. Estas suscripciones las activará a través de una petición que dirigirá al directorio de El Nacional con copia al jefe del Comaco y al Ministerio de Defensa.


Gente Roja quiere ejecutar lo acordado en la asamblea ordinaria de 2021, entre ello, la destitución del directorio, bajo cuya administración el equipo descendió en 2020 a la serie B de LigaPro y no consiguió ascender a la serie A en 2021; además de múltiples juicios por despidos intempestivos y atrasos en distintos pagos. El club fue suspendido por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), debido a deudas por más de USD 243 mil con seis acreedores. Andrade lamenta el ataque a él y a su familia a través de un troll center por sus acciones relacionadas al club. (R-B-F).