El libro de Leonardo Barriga López de 613 páginas, con el sello de Ediciones Amauta,  sede en Quito,  impreso en el año 2021, contó con el coauspicio  de la Asociación de Cotopaxenses Residentes en Quito, el reconocimiento de la Fundación Monasterio- Obraje Tilipulo y el aval académico del Centro de Estudios Históricos de la provincia de Cotopaxi, entidad adscrita a la Academia Nacional de Historia. La portada esta engalanada por la obra San Vicente Mártir de Latacunga del destacado pintor Nelson Román y las ilustraciones que se incluyen corresponden al mismo Nelson Román, a Marco Karolys y a Daniela Vasco Barriga.

“Historias de Tacunga y su provincia” se suma a la prolífica obra de Leonardo. Poesía, relatos, ensayos, novelas, un diccionario de la literatura ecuatoriana y varios estudios económicos y del arte forman parte del extenso legado cultural de este intelectual cotopaxense, sin dejar de mencionar su invalorable aporte como gestor cultural. En aquello ha dejado huellas profundas en la Casa de la Cultura de Cotopaxi, en el Grupo Cultural Galaxia, en sus funciones como catedrático universitario y digno representante en varias embajadas ecuatorianas y como Director – fundador del Centro de Estudios Históricos de la provincia de Cotopaxi.

Este magnífico trabajo fue presentado en el Salón de Honor del Ilustre Municipio de Latacunga, el pasado 15 de noviembre del 2021, y ,considero,  fue un acto académico muy importante en homenaje a Latacunga por los 201 años de Independencia.

Los XIII capítulos del libro recogen los más diversos aspectos de la historia de la provincia, mismos que están debidamente sustentados en una extensa bibliografía, convirtiéndose en un referente obligado de consulta. Leonardo Barriga, con este libro, nos recuerda la importancia de conocer nuestro pasado diverso, gracias a su hábil pluma y minuciosa investigación podemos recrear nuestra memoria para reafirmarnos como una sola nación con varias nacionalidades, pluri etnias y multiculturas.

Es importante valorar esta obra como suscitadora de inquietudes intelectuales y sobre todo de alta sensibilidad histórica, gracias a los análisis de Leonardo queda el lector con el gusanito de la curiosidad. El autor nos ofrece un sinfín de oportunidades para ampliar nuestro conocimiento sobre los diversos aspectos de la historia de Cotopaxi.

Finalmente, permítanme expresar que Leonardo Barriga López, cuando ingresó a la Escuela Isidro Ayora, de Leonardito pasó a ser Leonardo, y él mismo confiesa que, hoy, le dicen Leo. Su nombre de origen latino quiere decir: “Aquel que es fiero como un león”. Leonardo en su nombre recoge sus principales características personales: emprendedor, responsable y afectuoso con quienes lo rodean. Es de aquellos seres nobles que les gusta reconocer los esfuerzos y los méritos de los demás. Latacunga, Cotopaxi y el Ecuador, gracias a su vasta cultura disfrutan de un incalculable aporte al conocimiento universal, y merced a su don de gentes, quienes hemos aprendido a conocerlo sabemos que es un ser humano con alta sensibilidad que gracias a su constancia ha inscrito su nombre entre los hijos ilustres de la Patria.

Los invito entonces a disfrutar, como yo lo hice, de Historias de Tacunga y su provincia.