La primera semana de mayo, el asilo de ancianos Instituto Estupiñán, podría tener su lavadora industrial, a través del dinero obtenido dentro de la campaña de Múnera, que efectuó  la Iglesia Católica durante la Cuaresma.

La campaña de Múnera realizada por la Iglesia Católica empezó desde el Miércoles de Ceniza y concluyó el Domingo de Ramos, cuyo destino es la labor social. Esta vez, el objetivo fue comprar una lavadora industrial para el asilo de ancianos Instituto Estupiñán.

Sor Mónica Güilcaso, directora, explicó que monseñor Giovanni Paz Hurtado obispo de Latacunga conoció esta obra, donde residen 50 adultos mayores y 15 son externos. En su momento se expuso que era necesario tener esta máquina, puesto que se lavan a diario la ropa, sábanas y cobijas.

Dijo que disponen de lavadoras, pero que por los años ya están deterioradas. Dos fueron otorgadas por el Club de Rotarios y otras dos, fueron donadas por el Club de Cotopaxenses residentes en Quito. En ocasiones, tenían que reemplazar las piezas por unas nuevas y en algunos casos ya no funcionan.

“Las máquinas eran  muy buenas, teníamos una en  la que colocábamos monedas, pero por su antigüedad dejó de funcionar”, recalcó. Dos están nuevas, porque hace dos años las donaron, manifestó la Directora.

El Obispo de Latacunga se ha comprometido, a destinar el dinero de la campaña para la adquisición de una lavadora industrial y se estima hacer la  compra la primera semana de mayo de este 2017, porque  actualmente debe cumplir su agenda con la Conferencia Episcopal en Quito y luego tendrá que viajar a Roma.

La Directora del asilo, indicó que por su lado está buscando proformas y la más conveniente cuesta  seis mil dólares. Resaltó que está confiada en la solidaridad de la población y está segura de que podrán contar con ese artefacto dentro del hogar de ancianos, lo que les ayudará mucho con los quehaceres del asilo.  (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × cinco =