Este espacio habilitado en la unidad de salud de este cantón, permitirá a las madres contar con un lugar exclusivo para la alimentación de los bebés.

El Hospital Básico Sigchos inauguró un lactario para ofrecer a las madres trabajadores del establecimiento de salud y a las usuarias, un espacio tranquilo, privado y exclusivo para proteger la intimidad, en el momento de alimentar a sus bebés, o durante el proceso de extracción y conservación de la leche materna.

El lactario se implementó pensando en las usuarias que llegan al hospital y deben permanecer durante algunos días junto a sus hijos, es un espacio adaptado con material lúdico que lo utiliza el personal de obstetricia, medicina y enfermería para dar asesoramiento en la técnica correcta para alimentar al bebé, los beneficios de la leche materna, alimentación complementaria, higiene y cuidados del recién nacido, es importante recordar que la lactancia materna es la primera y mejor opción de alimentación para los recién nacidos.

Como primera parte del evento el área de obstetricia del Hospital Básico realizó la demostración de las clases de psicoprofilaxis con cuatro mujeres gestantes, indicando los ejercicios básicos para el fortalecimiento del suelo pélvico, lo que facilitará el proceso de parto, son de 6 a 8 sesiones en las cuales se ayuda a canalizar las emociones que se generan, las dudas, miedos y ansiedad, se indica la técnica correcta de relajamiento y algunos ejercicios que mejoran la salud, reduciendo el dolor de espalda, aliviando el estreñimiento, disminuyendo el riesgo de sufrir diabetes gestacional , preeclampsia y parto por cesárea, promueve el aumento de peso saludable durante el embarazo, mejora el estado general y fortalece el corazón y vasos sanguíneos, y ayuda a perder el peso luego del nacimiento del bebé.

Ana Zambrano directora distrital de salud presidió la inauguración del lactario indicando que “La lactancia materna ayuda a prevenir problemas nutricionales en todas sus formas, garantiza la seguridad alimentaria y nutricional de los lactantes, niños y niñas pequeñas hasta los 2 años, este espacio acogedor servirá para fortalecer el vínculo de unión entre madre e hijo y permitirá a la madre recibir asesoría sobre los cuidados adecuados de su hijo o hija”.

Un lactario debe contar con elementos mínimos como mesas, sillas o sillones con abrazaderas, dispensadores de papel toalla, dispensadores de jabón líquido, depósitos con tapa para desechos, material lúdico, decoración sutil, además debe contar con una refrigeradora para la conservación exclusiva de la leche materna.