Hospital General de Latacunga.

En Quito la cantidad de niños, niñas y adolescentes, con síntomas respiratorios relacionados con covid-19, ha aumentado en hospitales, a diferencia de Latacunga que no hay menores afectados.

En hospitales como el Quito Sur, del Seguro Social. Allá se atienden prioritariamente a contagiados con el SARS-CoV-2. El incremento es del 30% de pacientes pediátricos atendidos en esta casa de salud. En el último mes se reportaron 1500 infantes, es decir, unos 500 más de lo registrado meses atrás.

Hasta el pasado viernes 16 de abril del 2021, en el área de pediatría covid-19 se albergó a seis infantes; más tres que esperaban la confirmación de las pruebas en la sala de emergencia del hospital.

A diferencia del Hospital General de Latacunga, no hay casos de menores, así lo confirmó el epidemiólogo Napoleón Yugsi. Sin embargo, esto no significa que las medidas de bioseguridad deban relajarse o dejarse de lado, pues de acuerdo a los reportes científicos la nueva cepa brasileña.

La variante brasileña del coronavirus, denominada P1, es poco conocida, pero despierta alertas en el mundo porque es más contagiosa, y afecta a los menores lo que ha llevado a varios países a suspender los vuelos procedentes del gigante sudamericano, epicentro de la pandemia.

En la nación sudamericana han fallecido más de 800 menores por esa enfermedad, según cifras oficiales. Y esas cifras pueden ser mayores, de acuerdo a estudios.

El estudio analizó datos de Paraná, el estado más grande del sur de Brasil, sobre 553 518 casos diagnosticados desde septiembre de 2020 hasta el 17 de marzo de 2021. No está del todo claro por qué los jóvenes mueren más de esta variante que de la original, dijeron los científicos. Sin embargo, podría deberse a que los hospitales están sometidos a una presión extrema. (I)