Hoy llegan mil millones de dólares del FMI, dineros que servirán para poder reducir el tremendo déficit del gobierno, el que bordea los USD 4 800 millones, herencia del correato, que lo dejó todo patas arriba en este país; sin duda el trabajo que viene realizando el gobierno de Lasso y también el manejo económico que se dio en el gobierno de Moreno, dejó una luz de esperanza para el futuro del país.

Si bien es cierto que el tema de la pandemia fue muy duro para todas las economías, peor aún para un país que venía golpeando como el nuestro, sin embargo las acciones que se dieron, no permitieron, que la economía ecuatoriana se desplome por completo.  

Con esta ayuda podremos pasar tranquilos el próximo trimestre, la falta de inyección económica en el país, es desesperante, pero sin duda, el fin a los subsidios que se está dando, proyecta al país a tiempos mejores, en los próximos días se habla de la presentación del nuevo proyecto de ley con respecto al tema laboral, este es un asunto complementario para que Ecuador salga del empantanamiento en el que se encuentra.  

Lastimosamente la Asamblea Nacional es una verdadera vergüenza, la improvisación e ignorancia de gran parte de los representantes de esta institución, es una enorme traba, para que este país pueda caminar hacia adelante, nos encontramos con un organismo, en el que de frente se habla de robar, coimas y un sin fin de vicios, que en la actualidad son el más puro reflejo, de la podredumbre en la que se desenvuelve el sector político, por eso es tan baja su aceptación, que no llega al 2 %.