El Embajador de Alemania fue el encargado de hacer la entrega de los paneles informativos a cada uno de los administradores de las cuatro áreas protegidas.

En el Parque Nacional Cotopaxi, se inauguró el Proyecto de Educación Ambiental “Humboldt en las Áreas Protegidas” cuyo objetivo es buscar sensibilizar e informar a la colectividad sobre quién fue el personaje y cuáles fueron sus aportes, una actividad que se lo hizo en conjunto con la Embajada de la República Federal de Alemania.

El recorrido que realizó Humbolt le permitió elaborar el gran perfil de los Andes, que utilizó como modelo para explicar la distribución altitudinal de la vegetación.

Durante todas sus expediciones, fue extremadamente cuidadoso en la toma de datos, poseía varios cuadernos, cientos de bosquejos, registros de las altitudes de los sitios que visitó, y detalles de la distribución de la flora y fauna.

Humboldt plasmó todos los datos que recopiló durante su viaje en el documento científico Naturgemalde, donde se muestra la interrelación que existe entre la temperatura, la altitud, los cultivos y la distribución de las plantas.

Este documento fue considerado como uno de los más relevantes para la ciencia y en la actualidad cuenta con un valor histórico. Esta es una de la información que se detalla en los paneles interpretativos que fueron entregados, este jueves 12 de diciembre.  

El punto de encuentro fue en la Sala de conferencias Mariscal Sucre, autoridades de la provincia de Cotopaxi, del Ministerio del Ambiente y de la Embajada de Alemania estuvieron presentes, al mismo tiempo estudiantes de las carreras de Ambiente y Turismo de la Universidad Técnica de Cotopaxi.

Diego Bastidas, coordinador zonal, manifestó que dentro de la misión y visión del Ministerio del Ambiente es el fortalecimiento de las Áreas Protegidas, esto gracias a la cooperación internacional con la embajada de la República Federal de Alemania. “Creemos que la educación ambiental es la clave para generar conciencia y ciudadanos responsables con el medio ambiente”.

El Parque Nacional Cotopaxi hoy en día es el más visitado y al año recibe cerca de 250 mil personas, además es un sitio de recreación y de entrenamiento para los diferentes deportistas.

Thietmar Bachmann, encargado de negocios de la Embajada de la República Federal de Alemania, en su primera visita, compartió la fascinación de Alexander por la belleza y el carácter único de los volcanes ecuatorianos.

Este 2019 se conmemora los 250 años del natalicio de Humboldt, por ello Bachmann consideró que el material entregado contribuirá a la sensibilización de los visitantes con respecto a la relevancia de la protección de “nuestro” patrimonio.

Además del Parque Nacional Cotopaxi, se hizo la entrega de los paneles informativos a los representantes de la Reserva de Producción de Fauna Chimborazo, Parque Nacional Cajas y la Reserva Ecológica Antisana.

La cooperación entre Ecuador y Alemania ha sido importante para la protección del ambiente y del clima a través de diferentes proyectos uno de ello es la implementación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP).  

Alexander Von Humbolt fue geofísico, botánico, geólogo, geógrafo, naturalista, vulcanólogo, humanista y gran explorador. “Creía que las personas que se especializan en algo pierden la oportunidad de conocer el mundo como es”, dijo Dominic Fierro, técnica de Educación Ambiental, quien relató un poco de la historia de este personaje. El objetivo principal de sus viajes fue descubrir cómo funciona la naturaleza.  Recorrió Ecuador de norte a sur y comenzó desde Tulcán y culminó en Loja. Fue el primero en nombrar lo que hoy se conoce como la Avenida de los Volcanes, en el año 1802 y conforma el Antisana, Sincholagua, Pasochoa, Rumiñahui, Cotopaxi, Quilindaña, Atacazo, Corazón, Los Ilinizas y Carihuairazo.

Pese a no poder llegar a la cumbre del Cotopaxi consideró que tenía “un cono perfecto el más bello de todos los nevados”, además éste y el Chimborazo  fueron sus preferidos y causaron tanto impacto que en su fallecimiento pidió que los pintaran en su espalda.

Así también en una de sus travesías recolectó alrededor de 50 mil muestras botánicas, de las cuales había 7 mil especies de esas 4 mil eran nuevas para la ciencia.

El Gobierno Nacional ha considerado necesario realizar estos ejercicios de cooperación y la transferencia científica genera un valor distinto a la academia, expresó, Jorge Miño, gobernador de Cotopaxi.

“Esto le sirve a la academia para seguir investigando, generando historia y para saber de aquellos personajes históricos”, agregó.

El Parque Nacional Cotopaxi es una de las más importantes dentro de las 59 áreas protegidas que están en el SNAP, explicó Marcelo Pino, director provincial del MAE  Cotopaxi.  

A la par, estos paneles interpretativos servirán para implementar lo que se está manejando como estrategia nacional de educación ambiental que es un eje transversal que permite que los estudiantes vayan conociendo más sobre los temas de cartografía, cambio climático, flora y fauna.

En Ecuador existen 18 mil especies de plantas, de éstas preexiste la reproducción de 40 especies a nivel país y son las que se están implementando en los programas de reforestación, así lo manifestó Pino.  

El evento culminó con un recorrido al Centro de Interpretación Mariscal Sucre, sitio donde se colocó el panel informativo y se hizo el corte de la cinta. (I)