Cuando caminamos por cualquier vereda o calle de esta ciudad, el patrón de las mismas es que se encuentran en total destrucción.
Recordemos que estamos llegando a la mitad del año y nuevamente nos estamos topando con la desagradable incapacidad de nuestras autoridades, no avanzan a concretar cambios en esta ciudad, no avanzan a ejecutar obras que nos impulsen de alguna manera hacia el futuro, por más elementales que sean.
Existen muchísimos ofrecimientos, como el camal, pasos elevados, mejoramientos de la ciudad, reasfaltado de las vías y hasta un hospital de Solca, que hasta la fecha no aparecen por ninguna parte.
Es triste decirlo, pero cada vez son más evidentes las falencias y debilidades de los administradores; no de gana varios gremios han protestado y perdido la cabeza del principal del municipio y es que cada vez se vuelven más notorias la falta de gestión que tiene el mismo.
No sabemos cómo terminará este año, pero una vez más de seguro regresará el presupuesto casi intacto, por la vergonzosa falta de gestión que existe; Latacunga no puede pasar un año más en manos de la inoperancia, lleva décadas de retraso y la siguen condenando hacia el olvido.(O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =