El drama que viven millones de Ucranianos está caracterizado por la incertidumbre. El señor Putin entendemos espectáculo con una tibia resistencia  del pueblo ucraniano en su declaratoria de guerra -el dictador- estaba seguro de que algunos países iban a adherirse a su política guerrista, sin embargo, ya en la realidad se ha encontrado con una comunidad internacional contraria a sus postulados y con un pueblo ucraniano que le está haciendo difícil su infame tarea de destruir a Ucrania. Es  Putin y no el pueblo Ruso  el que  decide  declarar la guerra, acción bélica irracional, que pese a la resistencia valerosa del pueblo ucraniano, se está cumpliendo de acuerdo a lo  planificado por el presidente ruso, y pese a las sanciones que el mundo internacional le está proporcionando  a Rusia, estas  no parecen  incomodar al dictador, todo lo contrario cada nueva sanción parece agrandar sus protervos deseos de tomarse Ucrania. Es importante señalar que, si bien  Putin aparece haciendo caso omiso a las sanciones internacionales a la Rusia invasora, el impacto  está siendo sentido por el pueblo ruso.  Veamos,  se ha desconectado a Rusia del Sistema Internacional de Pagos (SWIFT), un golpe durísimo a Rusia. Se ha bloqueado la apertura de Gasoducto Nord Stream 2 de Rusia en Alemania. El comercio ha sido igualmente golpeado varias multinacionales que laboraban en Rusia han salido de territorio ruso. Las sanciones han llegado incluso al deporte, Rusia está  excluida de toda competencia internacional, incluido su no participación en el Mundial a desarrollarse en Qatar. Al dictador ruso parece no importarle que el mundo le dé la espalda en su proterva  e irracional política guerrista. No hay duda de que así como están las cosas Putin militarmente tendría asegurada su pírrica victoria, no así en el plano político que es en donde ha triunfado el pueblo ucraniano que ha recibido mayoritariamente la solidaridad de la mayoría de países del mundo, Frente a este panorama Putin está desafiando todo frente a un pueblo  ucraniano unido que resiste pese a su desigual poder bélico frente al invasor. (O)