José Luis Garzón, psicólogo clínico del Centro de Salud tipo C La Maná. FOTO RR / LA GACETA

Ingresar al programa ambulatorio debe ser por voluntad del paciente y las personas que tengan problema con el alcohol o droga pueden participar en él

José Luis Garzón, psicólogo clínico del Centro de Salud tipo C La Maná, da a que desde noviembre de 2018 se implementó el programa ambulatorio intensivo, dedicado para personas que tienen problemas con el alcohol y las drogas; en todos los centros de salud existe este tipo de programas.

Todo paciente puede acudir al área de Salud -a Psicología- para el  tratamiento respectivo, se sabe que el consumo de drogas y alcohol es un problema social,  que implica problemas familiares, individuales y lógicamente por un cambio de comportamiento de la persona, muchas veces las personas que padecen este problema se encuentran limitadas, no tienen adónde ir y si existe la oportunidad de ir a una clínica es costoso, por ello siguen consumiendo y no acuden a ninguna ayuda.

Garzón expresa que el Centro de Salud presta esta ayuda, una vez ingresado el paciente al programa recibe los beneficios en atención psicológica individual, familiar y terapias ocupacionales, asistencia y valoración médica y se complementa con la ayuda del psiquiatra, deben acudir dos veces al mes.

Finalmente el psicólogo clínico del Centro de Salud tipo C señala que quienes deseen participar en este programa deben acudir al departamento de Psicología del Centro de Salud, no es necesario llamar al 171, ya que tienen prioridad y se les agenda un turno para la atención individual;  quienes asisten al programa acuden los miércoles para terapia individual, los lunes terapias familiares y los viernes terapias grupales. El tratamiento es de seis meses, pero si el paciente decide que a los dos o tres meses no existe cambio -lo cual puede surgir,  por el hecho de ser ambulatorio- implica que siga consumiendo, pero existe la probabilidad de que el paciente vaya a un internamiento en el Hospital de Puyo que es gratuito; ya se ha enviado a algunos pacientes hacia allá  y están satisfechos. (I)