No cayó bien la noticia de que por un acuerdo comercial, Ecuador podría exportar leche desde Uruguay, al sector lechero nacional se le pusieron los pelos de punta con sobradas razones. Más de un calvario han tenido que vivir los lecheros por el bajo precio del producto que no les alcanza ni para el mantenimiento de los animales, esto sumado a la importación de suero que se convirtió en materia de prima de muchas industrias lácteas.

El sector pide un análisis serio del estado del mismo, las condiciones actuales sumadas a la importación de la leche desequilibrarían totalmente la balanza de este mercado, marcado por su inestabilidad.

Los productores de leche siguen con expectativa el desarrollo de los acontecimientos, en el caso concreto de nuestra provincia la situación del sector ha sido más complicada y las pérdidas enormes por la fuerza del invierno en el occidente que destruyó las carreteras y ha impedido una normal salida del producto a los compradores.

Este segmento de la producción no podrá sostenerse sin el apoyo decidido del gobierno, se espera un pronunciamiento claro de los ministros de la Producción y de Agricultura. (O)