Reunión de autoridades parroquiales y municipales. FOTO M.T. LA GACETA

El sector cuenta con un proyecto de factibilidad enfocado en los atractivos turísticos del lugar, que será apoyado por la Municipalidad para ejecutarlo en territorio.

Autoridades de la Junta Parroquial de Canchagua, lideradas por Maribel Oña, mantuvieron una reunión de trabajo con  el concejal  Ciro Almachi  y el analista de Turismo César Flores, con el fin de tener  un acercamiento y conocer   las necesidades, como las potencialidades que posee la parroquia.

Maribel Oña, presidenta de la Junta Parroquial de Canchagua, retribuyó  la ayuda de los integrantes del GAD Municipal,  y expuso  que existe  un proyecto de factibilidad para la creación de senderos turísticos, a través de la elaboración de un inventario de atractivos para la promoción del turismo  -que sería  el objetivo  principal-, por lo que este  proyecto  estaría listo para su aplicación en territorio, sin embargo  faltan adecuar las vías de accesibilidad para estos  atractivos con los que cuenta la parroquia.

Flores manifestó que mediante  mesas de trabajo se apoyará con el contingente  necesario en lo que corresponde a la colocación de la señalética e inspección de la ruta turística existente, para que desde septiembre se pueda contar con el primer grupo de turistas.

Parte de los atractivos que se  ofrecen en la parroquia Canchagua es el Centro de Interpretación Cultural Cancha Huasi, sitio en el cual se encuentra un museo que contiene una gran parte de la historia de los antepasados de dicha parroquia.

Dentro del lugar también se exhiben  viviendas de esa época, su forma de comercio, objetos antiguos que han sido donados por habitantes del lugar, además  posee una galería con toda la  recopilación de fotografías de la población y sectores naturales propios de la comunidad.

Cabe mencionar que otro de los atractivos turísticos con los que cuenta la parroquia es el cerro de Wingopana, más conocido como ‘Cerro del amor’, sitio ancestral en el cual se han llevado a cabo varios rituales en honor a la Pachamama, como también -antes del inicio de las festividades de la parroquia- se lleva a cabo esta ceremonia ancestral con el fin de que  sean bendecidas por el Wingopana. (I)