En la parroquia de Pastocalle se han desarrollado el mayor número de bailes clandestinos con la participación de menores de edad, a ello se suman el problema de libadores y trabajadoras sexuales en el sector de la Antonia Vela.

Jorge García, comisario nacional del cantón Latacunga, informó que el incumplimiento ciudadano a las medidas restrictivas adoptadas por las autoridades cantonales sigue en aumento a pesar de los operativos de control.

Los incumplimientos no sólo se registran los fines de semana sino entre semana y que los jóvenes, para llegar a los bailes clandestinos que realizan en las parroquias,  contratan un bus para que realicen el servicio desde la Terminal Terrestre y que gracias a las informaciones recabadas están controlando la realización de estos eventos.

Dijo que, gracias al apoyo de la Policía, Fuerzas Armadas realizaron un operativo en la parroquia de Pastocalle, lugar donde encontraron la realización de cuatro bailes clandestinos en el barrio Culchisalas, Boliche, San Bartolo, la presencia de la autoridad hace que los participantes en las fiestas desaparezcan del lugar, quedando únicamente las carpas las mismas que fueron retiradas y llevadas hasta la tenencia política de la parroquia, esperando que se acerque el dueño y poder aplicar la sanción al responsable, apuntó que el número de asistentes a estas denominadas caídas sobrepasaba las 350 personas.

En vista que estos bailes clandestinos se desarrollan en campos abiertos, las autoridades están realizando la sanción a los propietarios de los terrenos, multas que son aplicados a través del Municipio, mientras tanto, las autoridades de control realizan el decomiso de los equipos, carpas y licor.

Dentro de la parroquia de Pastocalle se han cumplido el mayor número de eventos sociales clandestinos, esto pese a los controles que realizan las autoridades de control, sin embargo, continúan dándose, dijo que los organizadores de dichos bailes son gente de fuera de la provincia, especialmente de la ciudad de Quito.

Lo preocupante es la presencia de menores de edad en los bailes clandestinos, y al mismo tiempo se refleja la falta de control de los propios padres de familia.

García dijo que aproximadamente a las 10:00, mediante  el trabajo  conjunto de las autoridades ya están retirando libadores y trabajadoras sexuales que se ubican en la Antonia Vela, en el sector de El Salto, por ello, el pedio de la autoridad de control es que el Municipio trabaje en un Ordenanza que establezca un sitio para la ubicación de las trabajadoras sexuales, por lo tanto mientras no existe una normativa  el problema seguirá  en la ciudad aseguró  el Comisario Nacional de Latacunga. (I)