Índice de personas desempleadas en El Salto aumenta. FOTO L.P. LA GACETA

Obreros, albañiles, amas de casa, cargadores, entre otros, son los oficios de las personas que permanecen en El Salto a diario, esperando ser contratadas.

Hombres y mujeres de Zumbahua, Guangaje, Pujilí, Saquisilí, Lasso, Sigchos, son las que esperan varias horas, días en incluso semanas para ser contratadas, en trabajos que en ocasiones “sólo es por un día”, Carlos Lema una de las personas que busca empleo en El Salto, comentó que por más de 15 días se encuentra en el lugar “hay propuestas, pero están muy baratas” dijo, asegurando que los inconvenientes principales que se dan, por el ingreso de personas extranjeras que ofrecen mano de obra económica.

El entrevistado informó que no cuentan con estabilidad laboral “nosotros tenemos trabajos temporales, cuando nos contratan, lo hacen por semanas o días” y solicitó a las autoridades pertinentes apoyo de alguna manera “queremos que las autoridades nos tomen en cuenta, nos organicen y nos den seguridad laboral, lo necesitamos, ¡somos padres de familia!”

“Yo soy albañil y constructor” dijo José Medina, habitante de Palopo Centro y otra de las personas que pasa por horas en El Salto “esperando un trabajito”, aseguró que en los últimos tiempos, la falta de empleo para las personas ha aumentado, y aunque ellos son del campo, el trabajo en el lugar tampoco les favorece “somos agricultores, y aunque la producción en el campo es positiva, cuando sacamos al mercado, éste no paga lo que el producto vale”.

Además, aseguró que el principal problema para que no puedan ser contratados en los últimos días, “es el ingreso de extranjeros” en su mayoría venezolanos, quienes realizan los mismos trabajos pero en costos menores.

Los desempleados mencionaron que la situación por la que atraviesan es “lamentable”, ya que en ocasiones a la semana les contratan dos o tres días, y hay veces en las “que pasan sin trabajo”, además mencionaron que en temporadas tuvieron problemas con la Policía Municipal, entidad que “los echaba del lugar” y aseguran que cada día el índice de desempleo aumenta, mientras que las fuentes de empleo disminuyen.

Los desempleados aseguraron que no mantienen ningún inconveniente cuando se encuentran con una persona extranjera “todos somos seres humanos y tenemos necesidades” recalcaron, pero sí solicitan que la mano de obra de personas, principalmente venezolanas, suba para que el costo de obras sea equitativo.  (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × dos =