Como ya se ha hecho costumbre, todas las encuestadoras del país fallaron, ninguna puso a Yaku Pérez como aspirante a la segunda vuelta, un tema inesperado, que se suma al de Hervas, a quien le daban una puntuación baja y que jamás imaginaron que un candidato nuevo, se quede a cuatro puntos de entrar a la segunda vuelta, dos grandes fallas que dan para reflexionar mucho.  

En lo local, al candidato de la ID lo ponían entre los últimos lugares y tampoco daban la opción de que Pachakutik saque dos curules, otros dos grandes errores que demuestran el desconocimiento que se tiene de nuestro país y su pensar.

Sin duda que los resultados fueron muy distintos a lo esperado, se debe recordar que nos encontramos con un país que busca nuevas caras, los políticos de siempre se han quedado atrás y la juventud se ha impuesto ante cualquier pronóstico.  El 11 de abril sabremos quién es el próximo presidente del Ecuador, los finalistas tendrán dos meses parar su campaña. Ha sorprendido mucho que con tantos candidatos y con recursos muy inferiores a los de Arauz y Lasso, Pérez haya conseguido resultados tan positivos para su candidatura, por lo que no llamaría la atención que su campaña en bicicleta le sea favorable para sus aspiraciones.(O)