Foto:W.C/La Gaceta
El área de legumbres y frutas del Mercado Cerrado, cada vez luce más desolado.

La puerta del Mercado y la avenida Amazonas, se han convertido en otro mercado por parte de los informales, producto de lo cual, menos gente ingresa al Mercado Cerrado, generando bajas ventas a los pocos comerciantes que se quedan en el lugar. A esta preocupación se suma, que se está desprendiendo el tumbado del primer piso.

Desde hace algunos días, parte del tumbado, correspondiente a la primera planta del Mercado Cerrado, destinado a legumbres, papas y frutas se ha venido desprendiendo. Según los  comerciantes, se debe a que existe goteo de agua de la tubería  de aguas servidas sobre el cielo raso, lo que hace que vaya dañándose y termine por caerse.
Ayer en horas de la mañana se cayó un pedazo del cielo raso, hecho que fue  comunicado a la administradora del mercado, quien llegó al sitio, tomó fotos y se retiró del lugar. Los vendedores dijeron estar cansados del envío de oficios a los entes respectivos, porque no existen respuestas.
Blanca Mullo, comerciante de legumbres del Mercado Cerrado, dijo que la caída del tumbado y la presencia de los informales ubicados en las puertas del Mercado, generan una preocupación permanente entre los vendedores, quienes cada día van quedándose menos debido a la falta de ventas.
Advirtieron que de no cambiar la situación y si las autoridades no toman las medidas respectivas, no descartan en los próximos días, tomarse la plataforma de El Salto. Las pocas ventas que tienen, no alcanzan para pagar el arriendo de los locales, luz y guardias, dijo la comerciante. Apuntó que a la apertura del Mercado, al aérea de frutas ingresaron 65 vendedores, de los cuales permanecen 24. A legumbres ingresaron 130, permanecen 40, producto de la cual, existe un gran número de puestos vacíos en el primer piso.
Esperan que la construcción de una ranfla y la apertura de una nueva puerta hacia el primer piso, ayude para el ingreso de más personas y que puedan mejorar las ventas de los comerciantes ubicados en el indicado piso. Los vendedores invitan a los informales, para que ingresen a vender, ya que existen los puestos necesarios, dijo Blanca Mullo.
Indicaron que el  comercio informal en la ciudad campea, porque Latacunga es tierra de nadie, las autoridades municipales no han podido controlar al informalismo, existen comerciantes que venden en las calles, en las narices de los policías municipales.
Mullo  dijo que la avenida Amazonas, tanto al norte  como al sur de la plaza de El Salto, se ha convertido en centro  comercial de los  informales y las autoridades  de control no hacen nada por  intervenir aquello, por lo que la gente compra en las calles y no ingresa al Mercado.
Blanca Mullo comentó que al inicio del funcionamiento del Mercado, los días  domingos vendía sobre los 300 dólares, actualmente vende 30 dólares, el resto de días las ventas van entre 8 y 15 dólares, por ello, el pedido a las autoridades del Municipio, es un mayor control al informalismo ubicado en la puerta del Mercado Cerrado.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 17 =