INSISTENCIA E INDIGNADOS LOS HIJOS DEL YUGO

0
365

–  ‘Vuelvo a repetir’: a la cárcel que nos impusieron levantarse haciéndonos tragar aldabas de bienestar con obras sin trascendencia, sugiero lleve el nombre del filántropo que la construyó, poniéndole: ‘PENAL RAFAEL CORREA DELGADO’. Los que estén de acuerdo que levanten las manos (toditos), y para este reconocimiento a las virtudes de su mentalizador es ineludible que desembuchemos $ 0,25 y mandar a hacer el rótulo donde el maestro ‘Que invita’; las ánforas para la recolección del dinero las colocaremos al pie de las instituciones públicas. Luego de recibido el distintivo nos traslademos en procesión a clavar el rótulo a la entrada del reclusorio ¿Les parece? Sííííí, -es ‘güena’ la idea-.
– Ahora pasemos a la indignación de los hijos del yugo, en palabras castizas, a la ‘emputada’ de conocer el modo impúdico con que se llevan a manos llenas el dinero del erario nacional ruta gratificaciones. Los videos y las grabaciones filtradas por Odebrecht dan cuenta de los actos de corrupción a funcionarios públicos de las ‘manos limpias’; conocedores de las trafasías abundan diciendo que esa fortuna corrupta entregada es como depositar dinero en una libreta de ahorros de una cooperativa cualquiera de la parroquia más distante de la república bananera.
– ¿-Y por qué comparan el depositar en una libreta de ahorros los sobornos de Odebrecht reverenciado Maistro-? -La cantidad de dinero que se le entregó a la empresa Odebrecht por contratos tan solo representa el 5% del total de las obras entregadas a otras empresas nacionales y trasnacionales-; -esto quiere decir que el 95 % todavía está por revelarse-, ¿-qué comes que adivinas, mi pequeño Saltamontes-?
– ¡-Ya verás estas deducciones que te paso mi aprovechado alumno-¡, -en estos diez años ganados dicen que entraron a la arcas del erario nacional 300 mil millones de dólares para la construcción de carreteras, hospitales y su equipamiento, hidroeléctricas y tendidos de red, refinerías, aulas del milenio y su equipamiento, UPCs y su equipamiento, aeropuertos, trasvases, cables submarinos, edificios grandototes para que trabajen adecuadamente los invisibles jueces y juezas, fiscales y ‘fiscalas’, plata-formas, aviones y traslados en primera clase-, y como si fuera bobito me dice el Maistro, ¿-ya te diste cuenta del porcentaje qué habrá quedado de sobornos referentes a esa cantidad-? ¡Chucta, ya me jodió con eso de sumar y restar! ¡Elé! ¿-Y qué cantidad conceptúa Maistro fue el porcentaje-? “-No te hagas el “shunsho-”, -el 10% pues-, -y eso que te pongo bajo, porque los revolucionarios han sabido cobrar pasadito el 20%-. -Te diste cuenta-, -No-, no alcanzó los decimales en mi calculadora Maistro-, -Ya más pareces shirango pantolonudo-.
¿-Y contante y sonante el dinero tal cual pactaba el Pólit se han de haber sabido llevar Maistro-? –No seas perejil- -él como honrado hacía esas transacciones decentes-, -los otros pedían se les ponga en sus cuentas que tienen en Panamá y otras islas que dicen son vírgenes de nombre; -además-, -salían aviones con rutas casi desconocidas para los mortales; pero no entenderás mal, esos aviones se paseaban y regresaban transportando los ideales de la revolución, no plata-.
– El Fernando Villavicencio -que está a buen recaudo en el Perú. se suelta una que parece ‘pedo chino’-, ¿-cómo es qué apesta ‘Maistro’-?, -que por las transacciones de preventa petrolera con los chinos, por barril les ha ‘sabido’ resultar solo 2 dolaritos nada más a los intermediarios, y por existir prisa para obtener la adjudicación, se vendió como si fuera gallina con mal, pues, ese negocito generó para los terceros el pequeño bocado de dos mil millones de dólares-. ¡Qué es lo que dijo Maistro-! ¡-Tanto dinero-!, -habrán sabido contar o pesar tal cual hacen los Kirchner-, -contando colosales sumas de dinero los eruditos sostienen que se queda pegado a las yemas de los dedos para que no vuelen los billetes, por eso no abandonan la codicia-; ¿-y el temor a Dios Maistro-? Creyendo en cucos, con ellos no hay vuelvaluegos, con ellos es plata en mano y …
– ¿Sabes lo de la venta de la Bandera Cua-Cua, pequeño Saltamontes- ¡-No Maistro-¡, pregúntale al Fernando Villavicencio, les contará con santo y seña de los súper tanqueros cargados de petróleo que salían del puerto de Ali Baba hasta llegar a los límites marítimos de Ali Baba y, cambiar la bandera de Ali Baba por la Bandera Cua-Cua para que logre llegar a buen puerto de los mismos que prohibían-. -Por este pequeño cambio de la Bandera Cua-Cua les quedan cifras que para qué les cuento, pasa el valor del presupuesto nacional del Estado. Esperemos, ya mismo sale esta fábula de Ali Baba y los 40 revolucionarios-.

Hasta la próxima parada, donde me deje el Tren Bala.(O)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Ingrese su nombre aquí