Cinco equipos y una unidad base fueron instalados en la zona de Cachi alto para ir midiendo el movimiento de la tierra que se dé en el sector, trabajo que  fue ejecutado por alumnos y docentes de la Facultad de Energía y Minas de la Universidad Central del Ecuador, explicaron que la ubicación de dichos equipos se da debido a que los deslizamientos y hundimientos de tierra se vienen  dando  con mayor frecuencia.

Diego Molina, responsable de Gestión de riesgos del Gobierno Provincial de Cotopaxi, informó frente a los deslizamientos y hundimientos registrados en la zona de Cachi Alto, han realizado dos estudios y la conformación de los  comités  comunitarios o brigadas de emergencia en la zona para tener activados un equipo técnico que permita trabajar en dicho proceso.

Comentó que en el transcurso de la presente semana técnicos de los Facultad de Energía y Minas de la Universidad Central del Ecuador en el apoyo del Municipio de Pujilí frente a los deslizamientos y hundimientos se han venido dando con mayor frecuencia en la zona, efectuaron la ubicación de cinco extensómetros y una extensión base y la realización de tres mojones para la instalación de tres nuevos equipos que próximamente serán instalados, implementos que permitirán ir midiendo el nivel de movimiento de la tierra.

Molina, apuntó que los sistemas instalados permitirán establecer día a día el desplazamiento de la tierra y que en el momento de llegar a un determinado nivel encenderá algunos tipos de alertas para poder activar los sistemas comunitarios que están preestablecidos en los planes comunitarios de emergencia, apuntó que los equipos instalados permitirán generar información para la comunidad para ello existe una comisión encargada de revisar los informes, asimismo la Policía y el Cuerpo de Bomberos de Pujilí, ejecutarán un seguimiento de apoyo a la comunicación, de igual forma estudiantes de la Universidad harán visitas periódicas a la estación base para conocer la información.

Diego Molina, manifestó que según el informe levantado en base a un estudio realizado en la zona, se habla de tres aspectos: nivel freático, falla geológica activa, y un remanente que no se terminó de desplazar durante el terremoto del 1962 y de 1995, por lo tanto anunció que el estudio debe completarse  con un tercer estudio, para ello están solicitando la participación del Instituto Geofísico, y saber cuál de estos tres aspectos está generando los deslizamientos  y hundimientos en la zona, apuntó el técnico de riesgos.

La zona afectada por los deslizamientos y hundimientos comprende la cuenca del río Patoa, y seis comunidades; Cachi Bajo, Cachi Alto, Cachi San Francisco, Cuturiví, San Francisco, cada una de estas zonas cuentan con los planes de emergencia.