Estudiantes se interesaron por conocer los proyectos ubicados en cada stand. Foto: M.S./La Gaceta

Al cumplir 90 años la Base Aérea de Cotopaxi y 58 años de vida institucional el Ala de Transporte Nº 11, la mañana de ayer desarrollaron una casa abierta denominada “Baco 2019”, actividad al que asistieron los estudiantes de los colegios.

Por segundo año consecutivo se desarrolló esta actividad y en el espacio los estudiantes de la Unidad Educativa Vicente León, U.E Primero de Abril y FAE número 5; pudieron observar los proyectos aeronáuticos, muestras de aviones en miniatura, drones, entre otros.
Para esto hubo cinco delegaciones que mostraron su misión en base a sus competencias entre ellas: La Escuela Técnica de la Fuerzas Aérea, el Departamento de Defensa Aérea, Centro de Investigación y Desarrollo, Unidad de Gestión de Tecnologías de la ESPE y el Ala de Transporte Nº 11, en este último estuvo el Kfir, un avión de combate.
Héctor Caisaluisa, jefe de la Base Aérea Cotopaxi, manifestó que la iniciativa es para que los jóvenes vean a la institución como una posibilidad de profesión.
Según el Jefe de la Base Aérea, existe interés por la juventud en optar por esta carrera en vista de que este año habido bastante acogida en la Escuela Superior Militar de Aviación en el reclutamiento tanto para alumnos que entran para personal de tropa como para oficiales.
Es importante mencionar que la Base Aérea de Cotopaxi es un centro de apoyo logístico administrativo para todas las unidades de la Fuerza Aérea que están acantonadas en Latacunga, ahí ofrece el servicio del alojamiento, transporte, vivienda, servicios de hospital que permite a los miembros cumplir su misión.
Mientras que el Ala de Transporte Nº 11 cumple las misiones de transporte aéreo de personal y carga, además de tener las aeronaves C-130 carguero, avión Boeing y las aeronaves pequeñas que permite hacer obra social y ayudan al desarrollo de la región amazónica, finalizó.(I)