Augusto Semanate, fiscal provincial de Cotopaxi. Foto: G.T./La Gaceta

Por 90 días se realizarán las investigaciones, en el caso de la mujer que desapareció el viernes en Quero y que fue encontrada el domingo en una quebrada en la vía a Sigchos. Hasta el momento, el sospechoso del hecho es un policía en servicio activo, quien es investigado por el presunto delito de asesinato, pero la Fiscalía no descarta en el proceso investigativo, cambiar la figura penal por un presunto femicidio.

Augusto Semanate, fiscal provincial de Cotopaxi, manifestó que la semana anterior, Flor F. de 28 años fue reportada como desaparecida en Quero, provincia de Tungurahua, razón por la cual, la Dinased en cumplimiento de sus obligaciones, realizó las investigaciones y localizó el cadáver en la vía a Sigchos, por lo que en presencia de los organismos correspondientes, levantaron el cadáver.

Dijo que según el protocolo de autopsia, se habría determinado que la fémina falleció en el lugar donde fue encontrada y la causa sería por politraumatismos y hemorragia interna, por lo que creen que la mujer perdió la vida por las lesiones que se presentaron al momento en que fue lanzada a la quebrada. Explicó que una de las pistas que les ayudó a dar con el cadáver, fue el localizar como abandonado el vehículo en el que se movilizaba la víctima, partiendo desde ahí para encontrar a la mujer.

El sospechoso de forma libre y voluntaria, habría dado a conocer todos los hechos y pormenores de lo suscitado con la mujer. En Mocha habría tenido un incidente, en el que habrían tenido un altercado por una supuesta deuda. Presuntamente, el sospechoso habría sido agredido por la víctima y en defensa, el victimario habría neutralizado a la mujer, lo que habría ocasionado que pierda la vida, razón por la cual, buscó un lugar en donde abandonar el cuerpo.

Indicó que durante la audiencia de formulación de cargos, la Fiscalía presentó todos los elementos necesarios, siendo la principal solicitud la prisión preventiva, lo que fue acogido por el juez, razón por la cual, está privado de la libertad el procesado. El proceso investigativo durará 90 días.

La entidad formuló cargos por el presunto delito de asesinato, que según el artículo 140 de Código Orgánico Integral Penal (COIP), prevé una pena privativa de la libertad de 22 a 26 años; sin embargo, de acuerdo a las investigaciones, podría cambiar el tipo penal por un presunto femicidio, por lo que dentro de la instrucción fiscal, podrían confirmar o descartar esta sospecha.(I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + 16 =