El colapso es en varias parroquias.

“Vayan a ver cómo están esas vías” dijo el gobernador de Cotopaxi, Héctor González, refiriéndose al estado de los caminos rurales en Latacunga.

Las fuertes lluvias registradas en abril y lo que va de mayo del 2021, no solo afectaron las vías del sub trópico (Pangua – La Maná) que actualmente enfrentan deslaves que ponen en riesgo la seguidad de sus pobladores; en esta ocasión las vías del área rural de Latacunga están “colapsando”.

Dentro del sector rural “anda ver como esta de tanta lluvia”, dijo el gobernador de Cotopaxi, Héctor González, quien lamentó que el estado invernal no solo afecte las vías sino también los cultivos.

Una de las parroquias más afectadas es la Juan Montalvo en el sector  Isimbo II. En el lugar al inicio un aluvión que, destruyó  de  un acceso en el sector tres cruces, intersección de tránsito obligado para las localidades de San José y Yugsiloma, barrios cercanos al centro de la ciudad. Una vez más los moradores del sector vivieron preocupación y miedo frente a las lluvias.

Los moradores no culpan al clima, culpan a las autoridades, principalmente al GAD Municipal Latacunga por no atender estas necesidades, Gloria Moya, contó que ya son más de 25 años sin atención.

La historia se repite en invierno no solo está el daño a las vías, afecta también el alcantarillado, perjudicando los sembríos y trayendo gran cantidad de materiales sueltos.

En la parroquia Eloy Alfaro las lluvias no afectaron las vías, pero si el alcantarillado y la salud de los moradores, “siempre que llueve queda tierra que se seca y se vuelve polvo, hay muchas afectaciones al sistema respiratorio de los habitantes”.

Es el caso de Clara Jurado quien, debido a la afectación en los pulmones de su hijo de cinco años, producido por el polvo, tomó la decisión de irse a vivir en otro sector.

“El pediatra dijo que el polvo le produjo una afectación pulmonar severa y no existía un antecedente de enfermedades”. Clara y su familia tuvieron las posibilidades económicas de mudarse, sin embargo, no es la realidad de todos los moradores.

“Son años pidiendo a las distintas administraciones municipales que solucionen el problema del agua lluvia, pero nadie ha oído nuestro pedido”, lamentó Jurado. (I)