Los acontecimientos de los últimos tiempos en nuestro país han creado una situación que es analizada en los más diversos foros y en las instituciones, además de los   sectores profesionales especialmente del derecho.

   %

La actuación de determinados jueces y fiscales asustan verdaderamente a la población en general y dejan sin piso a los profesionales del derecho que en verdad trabajan para que la justicia de verdad sea parte del convivir diario.

   %

A pesar de lo que digan determinados sectores, la justicia está presente, no ha cambiado ni tampoco ha perjudicado a determinas personas o sectores, los que administran justicia son los jueces, seres humanos que pueden equivocarse.

   %

Seres humanos que pueden equivocarse de buena manera, jueces que se equivocan para beneficiar a ciertos sectores, para dejar en libertad a delincuentes, para caminar por los caminos torcidos y burlarse de los demás.

   %

Quienes administran la justicia son los seres humanos, son los jueces, los magistrados, los fiscales, los que actúan en determinadas causas, además de los abogados defensores; todos buscando sus beneficios personales o de sus defendidos.

   %

Y para “administrar justicia” no importan los mecanismos, el fin justifica los medios, se actúa en base a leguleyadas, se buscan vericuetos para torcer la justicia y beneficiar a quienes habiendo cometido un delito salen libres sin ningún problema.

   %

Ejemplos hay muchos, ahora también se habla de amenazas, se habla de sicariato, los hechos así lo demuestran, estamos nadando en corrupción, entonces los jueces también tienen familia a la que defienden de las amenazas.

   %

En el Ecuador se perdió el horizonte de vivir en armonía, de cumplir las leyes, de acatar las decisiones de los jueces y cumplir con las condenas; ahora valen más las amenazas, el sicariato, la corrupción y el narcotráfico.

   %

Vivimos en momentos muy graves, los jueces se sienten inseguros, las amenazas son permanentes, está en juego la vida de jueces y familiares, lamentablemente en nuestro país se va asentando la violencia, el sicariato y la injusticia a todas luces.

 %

No se puede descuidar además que hay ciertos jueces que responden a las exigencias de ciertos grupos políticos, que lo único que quieren es apoderase de los poderes del Estado para salvar a sus líderes que están encarcelados o fugados del país.

  %

Ya lo demostraron en la Asamblea Nacional cuando buscaban desesperados los votos para destituir al presidente de la república que fue elegido democráticamente; cuando trataban de enjuiciar al Contralor y poco apoco apoderarse de los poderes del Estado.

   %

Entonces, debemos estar atentos, debemos buscar ciudadanos con altos valores, con dignidad y honestidad para que dirijan las instituciones del Estado y condenar cada vez a los políticos que solamente buscan sus intereses personales; candidatos que no tienen ninguna preparación y capacidad que buscan dirigirnos local y provincialmente.