Para Karla no hay nada más importante que la música.

Fue la ganadora del premio “Espiga de Oro”, organizada por una radio local.

Desde los 6 años, Karla Jerez, desarrolló un gusto natural y particular por el canto; nadie más en su familia canta, “solo lo hacen en la ducha” dice la cantante de 24 años, cuyo sueño es lograr que la juventud de Cotopaxi, regrese su mirada al legado de la música ecuatoriana.

Sus padres Carlos y María, se dieron cuenta que la niña, tenía grandes dotes artísticos, por eso la apoyaron desde sus inicios, le enseñaban a cantar pasillos, pasacalles, entre otros varios géneros ecuatorianos.

La impulsaron a participar en concursos, a cantar con el corazón, a entregarse en el escenario, por ello a Karla le resulta muy gratificante ver las sonrisas de las personas cuando uno se comparte algo a través del arte, “es el vínculo que nos hace pensar y realizar hacia lo que nosotros nos proponemos”, comentó.

Toda esta trayectoria, hizo que la joven salcedense, decida participar en el concurso que organizó la Radio de la Prefectura, “La Espiga de Oro”, pese a que su vida atravesaba mucho dolor, por la reciente muerte de su padre y dos abuelos.

En honor a ellos, con el corazón aún dolido escogió el repertorio que incluía canciones que le había enseñado a cantar su padre: Regresa, Por Ti Llorando, y la canción que la llevó a alzarse con el primer premio, “Las leyes del amor”.

Fue así como Karla, brilló de entre 36 participantes de todo el país, (Quito, Ambato), y se hizo acreedora a un premio económico y el trofeo que orgullosa recibió junto a su madre y dedico a su padre, pues está segura que, pese a que ya no la acompaña físicamente, los cobija la misma luna y los abraza el mismo sueño; cantar, y que su canto sea escuchado en todas partes, con el legado de la música andina, sensible y maravillosa.

Aunque estudio Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras, para Karla lo más importante es “aportar el arte y cultura rescatar la historia, dejaron de lado las raíces ancestrales, ecuador es un país mega diverso y pluricultural rescate de la música nacional, que los jóvenes sientan hagan suyo”.  (I)