Comerciantes del sector de El Salto. FOTO W.C. LA GACETA

Una de las principales preocupaciones de los comerciantes ubicados  en la calle Antonio Clavijo es la inseguridad debido a la presencia de libadores y fumadores de droga, aquello genera continuos robos entre los vendedores del sector, a ello se suma la baja venta en los negocios.

La presencia de las pocas lluvias caídas en las últimas horas en la ciudad ha puesto en evidencia algunos problemas en la calle Antonio Clavijo, situado en sector occidental del sector de El Salto, uno de ellos es la acumulación de agua en la calle, espacio donde recientemente el Municipio a través de un contratista realizó la intervención de la plaza y la recuperación del espacio verde del sector.

Entre los problemas de la acumulación del agua según algunos comerciantes del sector se debería a que los sumideros están llenos de basura y los recién ubicados con la ampliación de la vereda son demasiados pequeños, así las evidencias con fotos tomadas por este rotativo.

Juan Pablo Rodríguez, comerciante del sector dijo que la acumulación del agua lluvia en la calle se debe a que en el sitio acarrea basura y tapan los sumideros de las calles.

Una de las preocupaciones de los comerciantes de la calle antes indicada es la inseguridad existente en el sector, debido a la presencia de libadores; asimismo concurre gente que aprovechan el espacio del parque para fumar droga, convirtiéndose en problema para los dueños de los negocios ubicados en el sitio, quienes diariamente libran una permanente lucha con los ladrones, recordó que hay momentos que la Policía apoya en el control del sector pero asimismo existe ocasiones que no están.

Los comerciantes vienen siendo objeto de varios robos por lo que piden a la Policía mayor presencia en la zona; del mismo modo dijo que las paredes de la plaza donde se realizaron algunos arreglos se han convertido en baño público.

Inés Vaquero, otra de las comerciantes de la zona, comentó que el pasado miércoles fue objeto de un robo de la mercadería que se encuentra en las afueras del local, productos que gracias a la intervención de los vecinos logró recuperar.

Señaló que la presencia de libadores en la zona es el principal problema que afronta el sector de El Salto, apuntó que el inconveniente es de todos los días, recordó que la presencia de la Policía una vez reportado el problema se demora en llegar sobre los 15 minutos; la comerciante señaló que el local cuenta con una alarma.

A la inseguridad en el sector se suma la falta de ventas, apuntó que existen días donde no venden ni siquiera para el taxi; asimismo, dijo que la ampliación de la acera de la calle Antonio Clavijo no ha ayudado en nada a los comerciantes, a ello se suma la acumulación de agua cuando llueve, donde no hay desagüe,  y el daño que presenta la calzada de la calle. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − 2 =