Los niños reciben el almuerzo gracias a la colaboración de los moradores.

Moradores de la Urbanización Pardos de la Florida y la Licada se organizan para alimentar a un grupo de menores de edad de escasos recursos económicos. 

En días atrás los vecinos de la Urbanización Pardos de la Florida se percataron que 4 niños acudían a diario al parque de la urbanización a pastar una vaquita, y que en horas de almuerzo los menores de edad jugaban entres los árboles o en los terrenos baldíos, y lo poco de comida que llevaban tenían que repartirse entre los hermanos de edad de 2, 4, 8 y 10 años y  5 hermanitos más según indicaba “Ana” a quien le llamáramos y es la niña de mayor edad.

Indicaba que su mamá ayuda a vender hortalizas en el mercado y sale todos los días en horas de la mañana y regresa tarde, su papa es albañil y está lejos buscando trabajo, y que su abuelita es delicada de salud y ellos salen a pasta a la vaquita que tiene, por ello los vecinos se organizaron a través del chat y decidieron ayudarles con un platito de comida cada día para que tengan algo que llevarse a la boca de los 5 hermanitos, otros vecinos les dieron ropa, juguetes y mascarillas pata que se protejan y no se contaminen con este virus.

Se han realizado las gestiones pertinentes ante la jefatura policía y el MIES donde ya conocen el caso para que reciban una ayuda en esta época que todos necesitan de la mano solidaria.

Otra de las vecinas también pidió que se ayude a los niños del bosque que es otra de las familias que viven cerca de las dos urbanizaciones, recalcando que son momentos difíciles para todo el mundo, pero que la solidaridad brille en esta época donde todos debemos apoyar el hombro para salir adelante. (I)