Maritza Salazar, directora de Desarrollo Humano del GAD Municipal Latacunga. foto: M.S./La Gaceta

La Dirección de Desarrollo Humano del GAD Provincial de Cotopaxi con el enfoque de generar actividades de sensibilización y prevención en embarazos adolescentes ha generado actividades para evitar que las mujeres a tempranas edades trunquen su futuro.

En este sentido trabajan con el programa para la prevención del embarazo adolescente. “Porque para las mujeres más jóvenes una de las violencias que se ejerce en Cotopaxi es el embarazo adolescente”, indicó Maritza Salazar, directora.
A decir de Salazar se lo tomó a este problema como violencia porque la mayoría de estudiantes se quedan solas y en muchos de los casos sus padres tampoco les brindan el apoyo. Para esto han trabajado con el Ministerio de Educación con ferias de prevención.
En las parroquias rurales especialmente con los niños desarrollaron proceso de formación en derechos sexuales y reproductivos. Ahí se abordó temas en el sentido que conozcan, quieran y defiendan su cuerpo, además que sepan que nadie puede tocar su cuerpo sin su autorización y que deben hablar si siente alguna amenaza o son víctimas de violencia sexual añadió, la Directora.
El acercamiento también ha sido con los Consejos de Protección de Derechos en cada cantón y con las Juntas de Protección de Derechos que son las instancias llamadas a atender estos casos “al desaparecer el Ministerio de Justicia la ley quedó ahí”.
En este sentido la visión de la Prefectura es trabajar en redes. “Hoy estamos esperando que se nomine a quienes estarán a cargo de los Consejos de Protección de Derechos y proponer continuar y avanzar en proyectos”.
Según Salazar se ha efectuado más de 20 encuentros sobre esta temática. Al preguntarle si tenía datos sobre los embarazos adolescentes reveló que el cantón Saquisilí era el más alto con un 17% y en La Maná casi con el 12%.
Entre las probabilidades de los embarazos prematuros es que las jóvenes sean toda su vida víctimas de violencia “porque no están en condiciones luego de buscar un trabajo, tener independencia, avanzar y se convierte en una barrera muy fuerte para ellas”, finalizó.
De Igual forma han laborado en el sentido de sociabilizar que hay un Centro de Acogida para las mujeres que sientan que su vida está en riesgo por violencia, al mismo tiempo han difundido una ruta de atención y leyes que las protegen, por lo tanto, deben acceder y no quedarse calladas, explicó Salazar.(I)