Es uno de los edificios más representativos e icónicos de Latacunga. FOTO J.P. LA GACETA

Pocos conocen el verdadero nombre del centenario edificio que acuña a la Gobernación de Cotopaxi; La Casa de los Portales, conozca aquí su historia.

Entre las calles Quito y General Maldonado se levanta una de las joyas arquitectónicas más representativas de Latacunga: “La Casa de los Portales” donde funciona la Gobernación de Cotopaxi, es una centenaria edificación que remonta a los visitantes al pasado.

Según el historiador Eduardo Paredes Ortega, esta antigua edificación en la colonia perteneció a Juana Francisca Céspedes, esposa del capitán José Ortega; en 1718 fue enajenada a favor de Cristóbal Jijón.

Al finalizar la época de la colonia la heroína Baltazara Terán Garzón, instaló en la edificación un local de atención, parecido a una posada.  A decir de Miguel Ángel González, conocedor de la historia local, Terán Garzón hospedaba en el edificio a oficiales de la tropa de gobierno para salvarlos de persecuciones.

Según Paredes, durante el siglo XIX en el lugar se vendía carbón, sal, leña, especerías y demás aditamentos de utilidad doméstica.

En 1830 los albaceas de Baltazara Terán vendieron la casa a María Luisa Proaño de Maldonado. En 1899 el Gobernador de la entonces provincia de León (Cotopaxi) procede a la expropiación del edificio.

Técnicos del Instituto Nacional de Patrimonio y Cultura (INPC) que realizaron un reconocimiento del edificio durante la intervención de mejoramiento que se ejecutó desde el 2013 hasta finales del 2016 aseguraron que el edificio de dos plantas aún  mantiene sus características morfológicas, arquitectónicas y urbanísticas originales.

Sus arcos, acabados, sus anchas paredes de un metro talladas en piedra pómez son muestra de su incalculable valor, “es maravilloso estar aquí, Latacunga encierra gran parte de la historia de los ecuatorianos”, comentó Melissa Pérez, visitante quiteña.

A Melissa le gustó la pequeña pileta que está ubicada justo en el centro del edificio, desde donde se pueden observar los cuatro ángulos de la antigua casona que aún cuenta con acabados de madera que hacen juego con el vistoso tejado.

Durante el proceso de reconstrucción iniciado por el exgobernador, Fernando Suárez, se encontraron 133 restos, las osamentas fueron entregadas en manos de las autoridades para que determinen su antigüedad y procedencia. (I)