Eduardo Cobo, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria de Cotopaxi. FOTO W.C. LA GACETA

Uno de los objetivos a cumplir para que el aeropuerto comience a funcionar, será la instalación de una consolidadora de carga y la concesión de la terminal aérea a la empresa privada. Para ello, las autoridades nacionales deberán buscar los mecanismos legales, además, el Presidente de la Cámara de la Pequeña Industria, propone abrir el abanico a varios sectores y no sólo pensar en la exportación de flores y brócoli.

Eduardo Cobo, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria de Cotopaxi, señaló que varios son los temas a ser analizados, en procura de buscar una salida para la reactivación del Aeropuerto Cotopaxi. Indicó que deberían iniciar por establecer una consolidadora en Latacunga, caso contrario, cualquier empresa carguera que decida volar desde el aeropuerto de la ciudad, deberá seguir realizando el mismo proceso, es decir, enviar la carga a Quito y luego retornarla para ser exportada.

Otro de los aspectos fundamentales para que la terminal aérea despegue, es la  concesión a la empresa privada, para ello, las instancias respectivas deberán buscar el mecanismo legal, dijo Cobo, donde el trabajo de las autoridades será buscar las facilidades para que la empresa funcione, propuesta que deberá ser planteada a las esferas nacionales.

El dirigente empresarial habló de acercamientos realizados con el Ministro de Comercio Exterior, quien ha señalado que existen diálogos con empresas extranjeras interesadas  en el manejo de la terminal aérea de la ciudad.

Otro de los aspectos a ser analizados por las autoridades en las reuniones, sería el buscar acercamientos con la propia empresa Quiport, para que ciertos vuelos que no pueden aterrizar en Quito por algunas razones, sean derivados al aeropuerto de Latacunga, ya que resulta inexplicable que teniendo una terminal aérea cerca de Tababela, vayan a aterrizar en Guayaquil, dijo Cobo. Por ello, invitó a trabajar  en conjunto, “caso  contrario estamos perdidos”, anotó.

Comentó que no se puede pensar únicamente en la exportación de flores y brócoli, sino abrir el campo al aérea láctea, con la exportación de quesos a los mercados internacionales, donde los clientes son los propios latinos, a  ello se sumarían otros productos de Cotopaxi.

Para ello las autoridades deberían pensar en establecer un centro de comercialización de varios productos con la marca Cotopaxi y exportar al exterior, pero lamentablemente, dichos proyectos permanecen estancados. Dijo que las autoridades y ciudadanía de Cotopaxi debemos despertar y dejar de vivir estancados. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + catorce =