Estudiantes y alumnos de la UE José María Velaz.

Una de cada ocho mujeres tendrá cáncer de mama a lo largo de su vida, estas cifras son alarmantes pero no dejan de ser una realidad, frente a esta enfermedad que preocupa a nivel mundial a la salud pública.

Este sábado 19 de octubre se desarrolló una casa abierta en la unidad educativa José María Velaz  por el Día Mundial del Cáncer de Mama, a más de ofrecer información en el stand se atendió a los estudiantes en las áreas de odontología y medicina general, enfocándose en el ámbito preventivo y promocionando la cartera de servicios del centro de salud La Maná.

El personal de salud brindó información clara con el objetivo de crear conciencia y promover que cada vez más mujeres accedan a controles, diagnósticos y tratamientos oportunos y efectivos; Dalila Tapia, especialista de provisión de servicios intervino a nombre de la dirección distrital de Salud, recalcando la importancia del autoexamen y la visita al médico regularmente.

 Tapia señaló que “el cáncer de mama es una enfermedad grave, pero se puede curar si se detecta a tiempo y la falta de información es la principal fuente de miedo y ansiedad, la casa de salud cuenta con un equipo completo de salud mental que ofrece asesoramiento y acompañamiento, las estrategias de prevención no pueden eliminar la mayoría de los casos de cáncer de mama porque el diagnóstico se hace en fases muy avanzadas, por eso es muy importante la detección precoz para mejorar el pronóstico y la supervivencia de quien padece la enfermedad”

Mediante un ejemplo físico se indicó a los presentes la forma correcta de realizarse la autoexploración, recibiendo el apoyo e interés de todos. “No solo por nosotras que somos jóvenes sino por nuestras madres, tías, abuelas, vecinas deberíamos aprender que la prevención puede salvar una vida, agradezco por la información que recibimos y por la ayuda que siempre nos brindan los doctores” manifestó María, alumna de la unidad educativa.

Los antecedentes familiares de cáncer de mama multiplican el riesgo por dos o tres veces, los factores reproductivos asociados a una exposición prolongada a estrógenos, como un inicio de menstruación precoz, una menopausia tardía y una edad madura en el primer parto son los factores de riesgo más importantes del cáncer de mama. (I)